Turismo Turismo

30 oct Café: Turismo y cultivo

Muy cerca de la capital de Caldas, Manizales, se encuentra la hacienda Venecia. Una extensión de tierra de 200 hectáreas, dedicadas al negocio del café.

De este terreno, la familia Echever dedica 180 hectáreas al cultivo del café arábigo, pero solo hace siete años se aventuró a ser su propio exportador.

Es decir, que el café que producen sus tierras lo exportan ellos mismos y con el mismo nombre: Hacienda Venecia. Solo advierten que pagan a otra empresa para que les haga el proceso de tostión.

Todo esto lo explican en su tour del café, que ofrecen desde hace dos años a los grupos de turistas.

Todo gira en torno al café

El eje cafetero desarrolla turismo temático sobre la fruta de esta planta, explica el director comercial de la hacienda, Manuel Alejandro Narváez, así como Ecuador lo hace respecto al cacao.

Por tanto, el paquete que ofrece Venecia se inicia con una breve charla que explica el tipo de café que se cultiva en este país y sus características –suavidad y acidez–, para luego recorrer los verdes sembradíos.

El recorrido culmina en la casa principal y la invitación a disfrutar de un ajíaco.

Como toda casa de hacienda, está provista de planta baja y primer piso. Arriba reinan las flores de color rojo y las hamacas. Abajo, entre enredaderas está uno de los símbolos de la producción del café: el jeep.

Venecia también ofrece servicio de hospedaje para quienes no se conformen con pasar unas horas en este pedazo de tierra.

Los tours se ofrecen en inglés, francés y español colombiano.

Otro de sus atractivos turístico es un curso básico de preparación de una mañanera o vespertina humeante taza de café, por espacio de tres horas, a 60 mil pesos (323 dólares) por persona.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts