Turismo Turismo

11 ene Capilla San Juan de Dios de Aguadulce celebra 100 años de fundación

El sector de Aguadulce, en Coclé, estaba conformado por un pequeño caserío, donde la mayoría de las viviendas era de “quincha".

img

Los residentes de diferentes sectores de la población participaban en las actividades religiosas que se celebraban en el área central, en la iglesia San Juan Bautista.

Sin embargo, en la época de invierno a gran parte de los habitantes se les hacía imposible llegar a este lugar, debido a la crecida de la quebrada Unión.

Dionisio Quezada, quien era propietario de un barco y que ofrecía su servicio de transporte, notó que era necesario construir una capilla al este del pueblo.

Por ello, Quezada decidió que haría realidad dicha obra.

Así fue como hijos y amigos de Quezada se encargaron de hacer saber a toda la comunidad de tan importante proyecto. Muchos de ellos se interesaron en brindar su granito de arena para hacerlo realidad.

img
LOS PROTAGONISTAS

Un comité organizador fue conformado para celebrar los 100 años de construcción de la capilla San Juan de Dios de Aguadulce.

Neyra Mendieta, presidenta del comité, reveló otros datos sobre aquella época cuando la capilla era solo un sueño entre los pobladores.

Mendieta contó que Carlos Guevara, también vecino del lugar, fue una de las personas que colaboró para que la idea se concretara al donar un terreno para el templo.

Otros ciudadanos, como Guadalupe Rangel, Santos Bernal y A. Stanziola, fueron los responsables de buscar en el manglar la madera necesaria para la construcción del templo.

Mientras que las labores de carpintería estuvieron a cargo de Carlos Jaén, Luis Herrera, Manuel Campos y, como constructores y albañiles: Maximino Robles, Arcadio Sayas, Efraín y Pedro Sarmiento, y Segundo De León.

Con grandes esfuerzos y sacrificios de todos los moradores, se terminó la pequeña capilla de adobe y techo de teja.

Le correspondió a Rosendo Chendo Pedreschi construir las puertas y el altar, el cual fue pintado por Aurelio Tapia.

Sin embargo, con el paso del tiempo la pequeña y rústica estructura se fue deteriorando, por lo que –con la rifa de un cerdo– se recaudó el dinero suficiente para la construcción de la actual capilla, levantada con paredes de ladrillo y techo de cinc, donde se construyó la anterior.

img
ÚNICO -PATRONO

Antes de que fuera construida la capilla, Dionisio Quezada pidió la opinión del sacerdote del pueblo sobre el nombre que se le daría a la nueva estructura. Siendo San Juan Bautista patrono de Aguadulce, se le recomendó que se eligiera como copatrono a San Juan de Dios, ya que su vida la dedicó a los más humildes.

Lidia Raquel Díaz, biznieta de Quezada, comentó que la imagen del San Juan de Dios de madera se mandó a encargar a la provincia de Los Santos.

La imagen fue trasladada en bote hasta el puerto donde fue recibida por una multitud de personas, que con una sola voz gritó: “llegó el pasajero, llegó el pasajero”. Se brindó con “chicha de nance y dulces” para quienes participaron en el recibimiento.

Fue una fiesta muy grande, contó Díaz, quien repetía aquella historia que le relató su abuela y su mamá cuando muchacha.

ACTIVIDADES

Para celebrar tan importante acontecimiento, el comité organizador ha programado una serie de actividades que empezaron la noche del jueves con un paseo de antorchas y, posteriormente, una vigilia en el templo.

También se llevarán a cabo este fin de semana eventos culturales y presentaciones folclóricas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts