Turismo Turismo

09 sep El Cerro Llorón, adoración de los indios

CAIMITO, Coclé. -La cordillera natural de la provincia de Coclé es apta para disfrutar y realizar actividades turísticas. En ese relieve montañoso coclesano se encuentran cerros, lagunas, cuencas, balnearios, ríos, cascadas, reservas forestales y una flora y fauna inmensa que le da vida al bosque.

CAIMITO, Coclé. -La cordillera natural de la provincia de Coclé es apta para disfrutar y realizar actividades turísticas.

En ese relieve montañoso coclesano se encuentran cerros, lagunas, cuencas, balnearios, ríos, cascadas, reservas forestales y una flora y fauna inmensa que le da vida al bosque.

Las elevaciones han sido designadas con nombres que encierran leyendas históricas que solo los lugareños conocen, como el caso del Cerro Llorón, ubicado en la región norte de Caimito, en el corregimiento de Pajonal, en el distrito de Penonomé.

El cerro Llorón es una alternativa para realizar giras ecoturísticas (a aproximadamente 100 metros de altura), y es muy poco visitado porque muchos no lo conocen a pesar de que su forma sobresale y resalta en el pueblo de Caimito.

ESPECTÁCULO

El río Tue lo circunda y la montaña es además una cortina natural protectora de especies.

Tiene atributos naturales que lo hacen atractivo a la vista de quien lo mire.

Se destaca su vista espectacular con características de tipo geológico que se observan en su parte externa.

Lo visita la gente joven del poblado que acampa en la cima, rodeado de un improvisado fogón de piedra en donde cocinan platillos de la comida típica de la región, explica Moisés Rodríguez, un lugareño que vive en la base del cerro.

La montaña estimula también el interés educativo, ya que recibe la visita de los estudiantes de las escuelas del área.

BRISA

La gira se hace hasta la parte media del cerro en una planicie que da la oportunidad de mirar otros pueblos vecinos y recibir la fresca brisa que circula sobre el cerro.

Pero para llegar hasta Caimito debe tomar un busito de transporte en el área del mercado de Penonomé, que solo le cobrará un dólar por cada persona.

El recorrido para llegar hasta el punto medio del cerro solo toma de entre 15 y 25 minutos. Ese tiempo involucra salir desde la calle principal de Caimito hasta el punto medio del cero.

Hay dos entradas, una de ellas es la que cruza por los terrenos del señor Marco Sergio Rodríguez y la otra por el sector de El Guabal.

La gira no es agotadora y es antidepresivo porque reactiva la emotividad espiritual de quien lo escala.

La caminata comienza por un camino estrecho que atraviesa aguas de quebradas y trochas entrelazadas con empalizadas que lo llevan directo a la planicie.

En la primera parada existe un pequeño rancho que sirve para descansar un poco.

Una vez en la planicie se puede observar una enorme cara de piedra que permanece húmeda todo el año, una característica que ni los lugareños han podido explicar con certeza.

LEYENDA

¿Por qué se llama cerro Llorón?

Marcos Rodríguez, un morador de 78 años, relata que los indígenas oraban y lloraban cuando el sol empezaba a nacer y lo hacían desde una pendiente frente al cerro.

Otro argumento del nombre es que esta montaña en un lado de su cara geológica siempre esta mojada y fluye algo de agua, dice Moisés.

El cerro tiene la característica de tener una variada vegetación que atrae diferentes especies animales.

La vegetación la componen especies vegetales menores que son el alimento preferido de venados cola blanca, iguanas, ñeques, armadillos, conejos, aves, águilas, gato solo, tigrillos, paisanas, tucanes y hasta manigordos.

Tales especies merodean el área en busca de sus banquetes alimenticios.

La plataforma vegetativa del cerro está compuesta también por árboles silvestres, como el cedro, ceiba, espavé, toreta, guayacán, frijolillo, Panamá y plantas ornamentales y medicinales, como la balsamina, contragavilana, caña agria castilla y palma real negrita, entre otras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts