Turismo Turismo

08 nov Crece oferta de agroturismo en Chiriquí

El fresco clima, el escenario que ofrece el volcán Barú y otros elementos escénicos de la cordillera Central, además de la paz que te invita a compartir el cercano bosque, hacen que el tiempo pase rápido en Finca Bajareque.

El fresco clima, el escenario que ofrece el volcán Barú y otros elementos escénicos de la cordillera Central, además de la paz que te invita a compartir el cercano bosque, hacen que el tiempo pase rápido en Finca Bajareque.

El Bajareque, como se le conoce a la llovizna que cae en Boquete, es una de las ocho fincas en vías de obtener una certificación para practicar el agroturismo en Chiriquí.

Recorrer un sendero a través de un bosque primario, escuchando el trinar de aves y el murmullo de la quebrada, es un valor agregado a la estadía en El Bajareque, una pequeña finca cafetalera convertida en el centro de operaciones de River Rafting, destino de amantes de aventura y naturaleza.

Poco antes de llegar a Boquete -por la carretera que conduce desde David- se debe girar a la izquierda para dirigirse a Palmira, al llegar al primer beneficio tomar a la derecha y después de recorrer 700 metros estarás en El Bajareque, a 15 minutos de Boquete y a 45 de la ciudad de David.

Como si fueran una parte enraizada de Boquete, Héctor Sánchez, el “Señor del Rafting”, y su esposa Linda Heemstra, oriunda de Ohio, Estados Unidos, se muestran siempre amables y atentos ante turistas, empleados y vecinos que se detengan o transiten por este sector de Palmira.

AGROTURISMO

La encargada del Programa de Agroturismo del Instituto en Chiriquí, Libertad Arosemena, indicó que el mismo consiste en que los productores incluyan entre sus actividades económicas el servicio de atención y hospedaje a turistas.

Es importante que se cumplan requisitos de salubridad, seguridad y calidad de servicios a los turistas, pero también es fundamental que estas empresas continúen desarrollando sus actividades tradicionales, señaló la funcionaria del Instituto Panameño de Turismo (Ipat).

Arosemena explicó que las ocho fincas que próximamente serán certificadas por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) e Ipat fueron calificadas como pilotos. Existen otras empresas en las categorías de naciente y potencial.

Actualmente, el Ipat realiza filmaciones en las fincas que pronto serán certificadas, para próximas campañas de promoción y mercadeo en el extranjero y en el ámbito nacional.

Hay un gran potencial y muchas oportunidades; pero es necesario que los empresarios comprendan la naturaleza del agroturismo, indicó la funcionaria.

Otras fincas involucradas en la oferta agroturística que alcanzaron la categoría de piloto son:

Finca Lérida en Alto Boquete Sitio Barriles en Volcán, Bugaba Finca Hartman en Santa Clara, Renacimiento Cotito Bur, Renacimiento Jardín Botánico de Doña Tesila en Cerro Punta Finca Brujita en Volcán, Bugaba Finca La Isleta en Tolé, Tolé.

Cuando sus padres se trasladaron desde La Concepción, Bugaba, a la ciudad de Panamá, Héctor Sánchez no imaginó que esto le conduciría a conocer varios países en todo el mundo y que un día regresaría para compartir con ciudadanos de muchos otros países los ríos y montañas del Valle de la Luna.

El mayor de 11 hermanos estudió Educación Física y, posteriormente, obtuvo una especialidad en actividades recreativas al aire libre, lo que le abrió las puertas del Comando Sur de Estados Unidos acantonado en la extinta Zona del Canal. En la Universidad de Colorado, en 1970 conoció a Linda Heemstra, su actual socia y esposa.

“Las cosas para mí nunca fueron fáciles, tuve que trabajar mucho y hacer sacrificios para reunir los recursos necesarios que me permitieran emprender la empresa “River Rafting” y posteriormente adquirir algunas propiedades aptas para desarrollar turismo especializado”, manifestó Sánchez.

UN CLIENTE SATISFECHO

Julie Anderson de Global Works -Travel with purpose-, empresa especializada en organizar excursiones de estudiantes hacia diversos países en todo el mundo, dijo sentirse satisfecha de las atenciones de los esposos Sánchez y feliz de su estadía en Palmira.

Durante su estadía en Panamá, los 18 estudiantes universitarios pintaron una escuela y construyeron un rancho en la comarca Kuna Yala, hicieron la cerca de la escuela de Palmira Abajo, actividades que alternaron con aventuras y diversión.

“Aquí logramos cumplir los tres propósitos de Global Works, que nuestros jóvenes aprendan de la cultura local, que realicen obras sociales y que se diviertan sanamente”, indicó Anderson.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts