Turismo Turismo

31 jul Tareas para Cancún

CORTESÍA/John Scott Bronstein CORTESÍA/John Scott Bronstein

CORTESÍA/John Scott Bronstein

1590307 1590307

1590307

Para disfrutar de las vacaciones en la península de Yucatán, en el Caribemexicano, se debe llegar con un espíritu de aventura, de aprovechar cada cálido momento en las playas de arena blanca o las bien cuidadas piscinas, con atentos camareros ofreciendo toallas,bebidas y platos para picar, además de aceptar como obligación divina quedarse duermevela bajo el resguardo del paraguas playero o una gorra.

Ya sea en la mañana o luego del almuerzo, lo recomendable es participar en una de las tantas giras que las autoridades de turismo han organizado y que llevan a descubrir los tesoros naturales de la región, el encuentro con la vida marina o recorrer las zonas arqueológicas mayas, así como la esencia del actual pueblo mexicano, tanto en la gastronomía como en lo cultural.

Tome en cuenta. Su clima es cálido todo el año, con una temperatura media entre los 25 y los 32 grados centígrados. La lluvia es abundante, y durante la época de huracanes, de junio a noviembre, se dan avisos de tormentas tropicales y vientos fuertes, especialmente en septiembre y octubre.

Cada centro vacacional, así como las autoridades del estado, está preparadopara proteger a sus huéspedes en caso de darse un aviso de huracán o de una fuerte tormenta.

Diario de viaje. Revise en internet las páginas que ofrecen información del área y apunte en su libreta del viaje ´cosas que hacer en Cancún´:

- Degustar cada mañana en el desayuno las dulces frutas de la región.

- Atrévase a probar los platos más tradicionales de la comida mexicana. Siempre recuerde preguntar porel nivel de picante.

- Se recomienda la compra de botellas de agua. Recuerde que si está al sol o caminando en una gira debe hidratarse constantemente.

- Se acostumbra dejar propinas por el servicio, tanto en los hoteles como en los restaurantes, entre un 10% y 15%.

- Dependerá de su agenda, pero no regrese a su casa sin haber disfrutado de una merecida siesta vespertina en una hamaca, arrullado con el mar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts