Turismo Turismo

25 sep Turismo de primer nivel

Tradición. La prueba del viaje es tomarse la foto teniendo como fondo el hotel Atlantis. Cortesía Tradición. La prueba del viaje es tomarse la foto teniendo como fondo el hotel Atlantis. Cortesía

Tradición. La prueba del viaje es tomarse la foto teniendo como fondo el hotel Atlantis. Cortesía

1618309 1618309

1618309

El viaje se inicia en el puerto de Miami, en uno de los Norwegian Cruise Line, viajamos a bordo del Norwegian Sky. El viaje fue entre Miami y las Bahamas, exclusivamente, anclando en Freeport y Nassau.

La ruta elegida para el crucero permitía anclar en la ciudad y de allí escogíamos las opciones de tours para conocer.

De estos tours hay muchas opciones, más de 10, al menos, y que incluyen viajes en microbuses, taxis, botes, etc., sin perjuicio de que puedas hacerlo por tu propia cuenta.

En Nassau, la capital de Bahamas, puedes desplazarte tranquilamente a pie por las calles de la ciudad.

En Freeport está Lucaya, que es el mayor atractivo turístico de la ciudad, el que recorrimos en un microbús. Cruzamos calles y conocimos un poco más de la vida cotidiana de sus habitantes.

También cuenta conespectaculares resorts y hermosas playas. Según mi apreciación, Freeport aparenta ser una ciudad más industrial que turística. Se pueden observar grandes áreas con tanques de depósitos de combustible y un puerto de contenedores.

Nassau es diferente, es una ciudad muy vistosa, con calles muy limpias y se puede recorrer gran parte de ella a pie. Creo que el atractivo principal es el hotel Atlantis, el cual es sencillamente espectacular. Es inmenso, con un lujo muy al estilo de Las Vegas y otros grandes y famosos hoteles. Al hotel se puede ingresar casi sin restricciones; a la vista es sencillamente impresionante en cuanto a su decoración, estatuas, monumentos hechos con vidrio, y un casino con una imponente decoración.

Nos movilizamos a pie gran parte del recorrido, salvo un taxi que nos llevó al Atlantis, y otro de regreso al centro de la ciudad, donde se ven los famosos bancos en pequeñas oficinas.

La seguridad no es problema. En ningún momento sentimos inseguridad, se cuida mucho al turista, el lugareño es muy cordial, se esmera en hacerse entender, ya que el inglés que se habla es un poco más confuso al que uno está acostumbrado.

Tomamos un recorrido en un bottom glass ship, un barco que transita por las costas de Nassau, y que te permite ver bajo el mar desde su fondo con una cubier-ta de vidrio. La escena permite observar toda la variedad de especies y vegetación marina.

En fin, Bahamas es un excelente lugar para visitar, la atención al turista es muy buena, la gente bahameña es muy amable y atenta, muy diferente al turismo clásico de Estados Unidos en muchos aspectos, especialmente cómo se ha creado un destino turístico de primer nivel en una isla que vive bajo la constante amenaza de los huracanes.

Sin duda la visitaremos nuevamente y esperamos que sea muy pronto.

La autora es Oficial Nacional de Administración-FAO

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts