Turismo Turismo

27 nov Última noche del año

1648270 1648270
1648270

La noche del 31 de diciembre es mágica. Todos buscan un lugar especial para disfrutar de los míticos accesorios, sean las luces de colores, los fuegos artificiales, el incienso, las monedas y las uvas, al conjurar justamente a las 11:59 de la noche la mejor de la suerte para el año nuevo que recién empieza.

Así, mientras algunos preparan la maleta para dar la vuelta a su casa, con el deseo de pedir un viaje, otros ya saben qué poner en la maleta para los pocos días que estarán en esa ciudad que les inspira a pedir los mejores regalos para 2012.

Buscando esos lugares encontramos que algunos turistas profesionales se rindieron al sueño de viajar a Nueva York para tomarse la foto oficial frente al Times Square y contar junto a miles de visitantes los últimos segundos del año, o bien como aquel que viajó a París y junto a miles ocupó su espacio en los iluminados Campos Elíseos con champaña.

Otro colaborador buscó un lugar más relajado pensando en la convivencia familiar para disfrutar de unas horas de encuentro, además de buena comida y el relajante murmullo del mar de las playas dominicanas.

Emblemáticos.

Gracias a la televisión ya se puede programar la última escapada del año en el puente junto a la Casa de la Ópera de Sidney, Australia, una de las primeras ciudades en dar la bienvenida al nuevo año. Otro lugar es un puesto en la plaza de la Puerta de Brandenburgo, Berlín; o estar en la plaza Trafalgar, Londres, para besar y ser besada por muchos otros festejantes.

Se puede ser el protagonista de la canción Un año más, de Mecano, para situarse en la Puerta del Sol, Madrid, y junto a “españolitos” hacer el “balance de lo bueno y malo del año pasado” para comer las uvas al paso del carrillón del “antiguo reloj” y para luego emprender la búsqueda de un buen sitio para el cotillón de año nuevo.

En Panamá cada barrio hace su fiesta, además de los lugares comerciales que invitan a música, baile, comida y el ritual a las 12 campanadas. En Las Tablas la fiesta del 31 de diciembre, que cada año se hace más popular, es el ambiente ideal para disfrutar de la murga, la música típica que invita al baile y con ello empezar con buen pie el año abriendo la puerta de las fiestas del dios Momo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts