Turismo Turismo

11 ene Con aroma y sabor a naranja

CHURUQUITA GRANDE, Coclé. -La Feria Nacional de la Naranja, en la provincia de Coclé, representa una vitrina comercial para los agricultores del área norte del distrito de Penonomé y sus alrededores. El evento ferial, que tiene como sede la comunidad de Churuquita Grande, se inauguró el 29 de enero.

CHURUQUITA GRANDE, Coclé. -La Feria Nacional de la Naranja, en la provincia de Coclé, representa una vitrina comercial para los agricultores del área norte del distrito de Penonomé y sus alrededores.

El evento ferial, que tiene como sede la comunidad de Churuquita Grande, se inauguró el 29 de enero. La feria se extenderá hasta el domingo 1 de febrero.

Es la vigésima octava versión que se realiza y que reúne a artesanos y productores de unas 20 comunidades.

La vistosidad de sus ranchos la hacen única, en donde despierta curiosidad por el trabajo que hace la gente del campo.

JUGO

Los campesinos encuentran en la feria una vitrina para comercializar sus productos agrícolas, como naranjas, ñames, yucas, otoes, plátanos, guineos, legumbres, artesanías y otros alimentos, sobre todo el jugo o chicha de naranja.

De acuerdo con Isaac Quirós, presidente del patronato ferial, el evento tiene un costo de 30 mil dólares.

En tanto, Olmedo Magallón, productor y artesano de Membrillo Centro, lleva más de 25 años participando en la feria.

“Este año no es la excepción, porque ya tengo preparadas artesanías en fibra vegetal, madera, piedra de jabón y complemento con la venta de productos agrícolas”, dijo Magallón.

El precio del ciento de naranjas para este año no debe pasar de un dólar con 75 centésimos, máximo dos dólares.

Los productores se han puesto de acuerdo para vender a bajo precio el ciento de naranjas, añadió.

Según los organizadores, se siente un buen ambiente entre los productores y se espera que la cantidad de visitantes alcance las 30 mil personas durante los cuatro días de feria.

TÉCNICAS

Uno de los atractivos de este año es la gran demostración y habilidad que hay en las manos de los campesinos para levantar inéditos y curiosos ranchos, adornados con todo tipo de productos a la vista de los visitantes y que a la vez pasan por la mirada de un jurado calificador que, al final de la feria, elige un ganador.

Son 29 ranchos los que compiten en esta sección de la feria.

En la feria el público tiene la oportunidad de enriquecer el conocimiento sobre el adecuado manejo de la tierra para hacerla producir. Hay diversas secciones de instituciones públicas que explican novedosas técnicas agrarias.

Ofelia Madrid ama la naturaleza y recalca que de ella se extraen cientos de productos agrícolas.

Madrid confiesa que la feria es un gran evento que ayuda a muchas familias que durante el año no tienen otro tipo de entradas económicas.

“Admiro y aprecio la verde vegetación y los achaparrados árboles de cítricos que, cargados con sus amarillos frutos, rodean mi casa en la comunidad de Churuquita”, comenta Madrid.

Este año Eliana Velásquez es la nueva reina del festival, una joven universitaria y jovial que le encanta resaltar lo autóctono y lo tradicional.

La entrada general es de un dólar, 50 centésimos para los jubilados y los niños menores de 12 años entran gratis.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts