Turismo Turismo

31 jul La bolsa para Cancún

CORTESÍA/John Scott Bronstein CORTESÍA/John Scott Bronstein

CORTESÍA/John Scott Bronstein

CORTESÍA/John Scott Bronstein CORTESÍA/John Scott Bronstein

CORTESÍA/John Scott Bronstein

Empacar para un viaje a Cancún o algún otro balneario de la Riviera mexicana no solo es sencillo, también puede ser placentero, porque de alguna manera significa anticipar las horas de diversión que se avecinan.

Empiece por lo básico: pijama, bata y chancletas para levantarse y caminar dentro de la habitación; ropa interior, incluidos sostenes apropiados para las camisas o trajes a elegir, que seguro serán escotados.

No olvide los productos de limpieza personal, facial, bucal, corporal. Dentro de esta categoría es indispensable incluir abundante protección solar y una crema para después del sol; además, no se puede olvidar el champú, el acondicionador, el blower, la plancha o cualquier instrumento necesario para preparase para la noche después de un día de playa y piscina.

Para el día, vestidos de baño, batitas o conjuntos de y camisetas para llevar sobre el vestido de baño, y sandalias cómodas y frescas.

Además, lentes de sol, gorra o sombrero de mimbre y una billetera apta para llevar dentro de un bolsón de paja o acrílico, en el que deberá meter, antes de dejar la habitación, la protector solar, los lentes y una salida de baño adicional.

Para la noche lo recomendable son los trajes de verano largos o cortos, conjuntos de bermuda y camisa, un suéter por si refresca o hace demasiado frío en los restaurantes y sandalias o alpargatas.

Además, los accesorios que acompañen a los anteriores, incluida una carterita de noche.

Finalmente, no deje de llevar una cámara fotográfi-ca con que capturar los muchos momentos felices que experimentará. Ponga en la bolsa una memoria y un estuche para las fotos bajo el agua y no perderse los escenarios acuáticos de las giras.

Llegada a Cancún. El transporte desde y hacia el aeropuerto, en la mayoría de las ocasiones, se debe arreglar directamente con los hoteles.

Es primordial asegurarse al momento de cerrar el trámite de las reservaciones, de pedir el servicio de transporte del aeropuerto al hotel y viceversa.

De no hacer este contrato podrá utilizar el servicio de muchísimos taxis disponibles a la salida del aeropuerto. Antes de utilizarlos, pida información en la caseta de turismo acerca de la dirección del hotel y el precio aproximado que puede costarle la carrera.

Si está buscando un destino para vacacionar y que ofrezca actividades y eventos para relajarse con la familia o en pareja, entonces Playa del Carmen podrá ser la perfecta opción.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts