Turismo Turismo

08 dic La cordillera occidental de Azuero

EL CACARAÑAL, VERAGUAS- La cordillera occidental ─ubicada entre la zona limítrofe de las provincias de Herrera, Los Santos y Veraguas─ podría considerársele uno de los atractivos turísticos poco conocidos en el país. Incluso, esta zona sirve de fortaleza para preservar la flora y fauna en la península de Azuero.

EL CACARAÑAL, VERAGUAS- La cordillera occidental ─ubicada entre la zona limítrofe de las provincias de Herrera, Los Santos y Veraguas─ podría considerársele uno de los atractivos turísticos poco conocidos en el país.

Incluso, esta zona sirve de fortaleza para preservar la flora y fauna en la península de Azuero.

Con alturas que superan los mil metros sobre el nivel del mar, este macizo se caracteriza por una topografía quebrada donde nacen los principales afluentes de agua de la península azuerense.

En esta área, la nubosidad susurra las cimas de los cerros El Cacarañal y Los Ñopos.

DIVERSIDAD

La fauna está integrada por iguanas, conejo pintao, ñeque, armadillo, venado, mono cariblanco, borriquero, tigrillos, gato hormiguero, palomas titibú, rabí blanca, pechi amarillo, bin bin y varias especies de culebras como la boa, tronconera, borriguera, ratonera entre otras.

Entre los meses de agosto a septiembre se observa bandadas de aves, como loros y torcazas que se alimentan de las semillas de la flora, integrada por olivo, higo, higuerón, maquenca, laurel, palma de corozo y uvero.

Allí también se encuentran varias plantas medicinales como la pira, caña agria, palo cuadrado, hinojito y huesito. Este último lo utilizan los timbaleros de la música típica para ejecutar los cueros de este instrumento.

La zona es, además, el hábitat del perico frentirrojo (Aratinga finschi) que es el más grande de esta especie.

Este animal es verde con corona anterior roja; curva del ala y coberteras menores de las alas rojas, marginadas atrás por las coberteras mayores amarillas.

Al volar, sus plumas destellan conspicuamente el rojo y amarillo debajo de las alas. Es el perico más grande de Panamá.

Esta cadena montañosa es el hogar de la serpiente más temida en la región, la famosa Bocaraca (Bothriechis schegelii). En el macizo habita en bosques y regiones húmedas hasta mil 200 sobre el nivel mar.

En la actualidad, la cordillera occidental goza de pequeñas cascadas, un clima agradable acompañado con centenares de riachuelos por donde se desliza agua fresca y cristalina.

¿CÓMO LLEGAR?

Hay cuatro vías para llegar a esta zona: la de El Cortezo-Piraguales, El Espaveito-Piraguales, Los Atrales-Piraguales y la de La Honda de Los Ñopos-Manglillo.

Estos caminos fueron abiertos por campesinos y ganaderos santeños a partir de la década de 1960 para colonizar el área de Quebro, provincia de Veraguas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts