Turismo Turismo

11 ene La danza del toro guapo de Antón

La danza del toro guapo de Antón es una de las atracciones folclóricas más importantes de la región coclesana.

img

Como todos los años, para el 15 de octubre, el Festival Nacional del Toro Guapo renace y se consolida dentro de la celebración de las tradiciones.

Esta fiesta, la segunda en importancia después del Cristo Esquipulas, reúne a mucha gente de todas las edades, credos, razas y hasta ideologías políticas en la plaza central de Antón. CINCO DÍAS DE FIESTA

Los organizadores han elaborado un programa de unos 100 eventos que se desarrollarán dentro de los cinco días de celebración de la cuadragésima versión de este festival.

El evento todos los años trata de preservar las costumbres, tradiciones y proyecciones del folclor de diferentes regiones del país.

No cabe duda que los cantos, la pollera, las habilidades domésticas y el baile típico interpretado por niños serán las principales atracciones. LA FIGURA

Son diversas las manifestaciones en las que se proyecta la figura del toro bravo o valiente.

El toro va danzando al frente de la tuna con movimientos semejantes a embestir a la gente, sobre todo a las mujeres, quienes una vez lo ven le sacan el lance o, mejor dicho, lo torean en medio de la calle.

El toro es una figura confeccionada con un caparazón de madera adornado guiado por un hombre que va dentro de la armadura.

Las tunas son dos: calle arriba y calle abajo, ellas salen de sus sedes a las 5:00 a.m. a recorrer las calles, para al final reunirse todas frente a la iglesia San Juan Bautista de Antón. BAILES

Ese no es el único atractivo. En medio del parque central de Antón hay varias tarimas de presentación que sirven para las demostraciones de los integrantes de los diferentes bailes regionales que asisten de todas las provincias del país.

También se resaltarán las habilidades que tienen las personas del sector en los concursos de piladera de arroz, pelar y rallar cocos, rajar leña y hasta ordeñar al ganado.

La voz y canto de los más pequeños también se demuestran, al igual que las cabalgatas para niños.

La fiesta no deja por fuera la habilidad de ejecutar instrumentos, como el tambor y el almirez, este último una pieza que sirvió de uso doméstico y que luego pasó a formar parte de los conjuntos folclóricos de la región de Antón.

Se usa para darle otro sabor al ritmo que sale de los tambores, dice Julio Ortega, quien fuera miembro de los antiguos comités organizadores del festival.

En tanto, Otilda Ortega, organizadora de los concursos de las habilidades domésticas, confiesa que toda la intención de proyectar el festival es para que las generaciones no pierdan el rumbo de mantener las tradiciones del pueblo de Antón.

Agregó que las costumbres son el alma de los pueblos y en eso “nos preocupamos”.

Este año se presentarán los nuevos versos alusivos al toro confeccionados por los grupos folclóricos del pueblo.

img

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts