Turismo Turismo

26 jun El encanto de Antigua

Descubierto en 1493 por Cristóbal Colón, Antigua y Barbuda es uno de los 13 países que conforman la zona del Caribe. Al igual que el resto del área, sus islas se han constituido en el punto de descanso de miles de turistas que optan por gozar de sus hermosas playas. Según los locales, Antigua es la isla de las 365 playas, para que así sus visitantes puedan escoger una diferente cada día del año.

Con una población de apenas 83 mil personas, la mayoría de los habitantes de la isla se encuentra en la capital del país, St. John. Al haber sido dominados por el Imperio Británico por varios siglos, los antiguanos hablan fluidamente el inglés. Claro está que lo hacen con ese acento tan propio de las islas caribeñas.

Además de la facilidad que brindan al hablar inglés, la isla ofrece varias comodidades para todos los turistas que la visitan. Los locales, con actitud amable, se ofrecen rápidamente para mostrar todos los atractivos que tiene su país: la comida, la música y su cultura. Los casi siempre improvisados guías aceptan dos tipos de moneda: el dólar y el dólar del Caribe, el que equivale a 2.7 dólares.

Si bien la isla tiene una aceptable producción de agricultura y productos manufacturados, el principal ingreso en la economía global de la isla es el turismo, con un 60%. Otro de los productos más conocidos de Antigua es su ron, el que se consume con avidez por todos los turistas que ingresan al país. Incluso -según la revista Forbes- el ron antiguano English Harbour, cuyo nombre deriva de uno de los principales puertos turísticos de la isla, es uno de los mejores del mundo.

No solo el alcohol de Antigua es reconocido a nivel mundial. Varias agencias de turismo catalogan sus playas como las mejores del mundo, siendo las más recomendadas las de Dickenson y las de la Media Luna.

La alegría que caracteriza la personalidad del caribeño no tiene ausencia en Antigua y Barbuda, siendo sus habitantes siempre cordiales. Parte de esa gentil actitud se debe a la buena educación que se provee en la isla, en la que existe un nivel de alfabetismo del 90%. El Estado, incluso, se ha comprometido a distribuir personal médico en el Caribe cuando sea necesario.

A pesar de no ser una de las islas más publicitadas de las Antillas, una visita a Antigua y Barbuda es definitivamente obligatoria si va de paso por la zona. Las distancias no son largas y se puede disfrutar de hasta tres hermosas playas en una misma tarde. Sus aguas cristalinas, sus palmeras, su blanca arena y su brisa reconfortante hacen que la experiencia sea total.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts