Turismo Turismo

11 ene De gira por el archipiélago de Bocas

Conocer Bocas del Toro en sólo tres días es casi un reto y más si se trata de un recorrido por su archipiélago, situado en la costa noroeste de la República de Panamá. Sin embargo, la misión –fascinante y divertida- sí es posible para quien se lo propone.

img
Pulse aquí para apreciar la infografía animada

Conocer Bocas del Toro en sólo tres días es casi un reto y más si se trata de un recorrido por su archipiélago, situado en la costa noroeste de la República de Panamá.

Sin embargo, la misión –fascinante y divertida- sí es posible para quien se lo propone. Si el viajero dispone de poco tiempo para el recorrido, entonces lo mejor es viajar en avión.

Aunque el costo del viaje es mayor, vale la pena porque se gana tiempo: la travesía dura apenas una hora. De esta manera, el resto del tiempo lo podrá invertir totalmente en Bocas.

Tres días en Bocas

A las 6:00 a.m. en punto el avión despega rumbo a isla Colón, la más turística de la provincia.

El viaje hasta allí ronda los 45 minutos y dos compañías cubren el trayecto: Air Panamá y Aeroperlas. El aeropuerto está colindando con la capital de la provincia, Bocas del Toro. En este núcleo urbano se dispone de muchas posibilidades de alojamiento.

Desde los albergues más económicos ($5 la noche) hasta aquellos que pueden costar varios dólares más (las opciones varían según las condiciones y ubicación del lugar). Sin duda, el lugar más exclusivo de la isla se encuentra en el otro extremo de la misma. En Punta Caracol, alojarse cuesta de $300 (la opción más económica) hasta $800 (la más cara). Una vez seleccionado el alojamiento, el viajero está listo para dejarse cautivar por el encanto de las islas de Bocas. (Vea la infografía animada del recorrido completo)

Primer día: Isla Pájaro, playa de las estrellas, Bocas del Drago

La mejor hora para efectuar el desembarco es a las 9:00 a.m., ya que es el momento en el que más turistas se concentran en el muelle. Si el grupo es pequeño, lo más común es compartir bote.

Hay varias empresas que se dedican a organizar viajes en grupos. El visitante puede hablar directamente con el barquero, lo que le permitirá ahorrar unos cuantos dólares.

Y así comienza el rumbo hacia isla Pájaro. Pilo, el barquero, explica que “hoy vamos a rodear isla Colón”. En la barca viajan españoles, italianos y nacionales.

Isla Pájaro es un islote en medio del mar Caribe. Cubierto por la naturaleza, lo sobrevuelan constantemente decenas de aves.

El barquero detiene el motor cerca de la isla, y como si se observaran las cataratas del Niágara, se puede disfrutar el sonido de la naturaleza.

La siguiente parada es en la popular “Playa de las estrellas”. “Estrellas gigantes de mar cubren el suelo”, decía la gente antes de visitarla. El agua translúcida deja entrever algunas de ellas.

En la tarde, el tour se detuvo en el pub Aqua Lounge. Se trata de un local transitado por bastantes aficionados al surf y además es un hostal. ¿Lo mejor de Aqua Lounge? es su música chill out y “sus atracciones”. Una cama elástica y columpios invitan a saltar directamente al agua.

Segundo día: Cayo Coral, Red Frog, Cayo Hospital

La ruta del segundo día quizás sea la más completa e interesante. El paseo empieza viendo delfines en la bahía de los Delfines. Mientras alguien silbaba, iban apareciendo tímidamente debajo del agua.

Equipados con gafas de esnórquel se pueden ver a cientos de peces entre los corales de cayo Hospital. Después del chapuzón nada mejor que recuperar fuerzas. Allí también se puede probar la langosta recién capturada.

Con poco tiempo para el relax, el viaje continúa hacia Red Frog, donde es casi imposible encontrar una ranita roja. Unos niños muestran una de ellas escondida en una hoja para poder conocerla.

Tercer día: Cayo Zapatilla

El último día de la gira: visitar Cayo Zapatilla, Parque Natural Marino. Es uno de los puntos turísticos más alejados de Bocas del Toro. Llegar hasta allí demora una hora y media, aproximadamente.

Aguas turquesas cristalinas y arena blanca esperan en Cayo Zapatilla. Un buen final que seguramente invita a volver en el futuro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts