Turismo Turismo

26 jun Entre mariscos y ron

1573887 1573887
1573887

Durante años, la comida caribeña se ha convertido en uno de los principales atractivos de esta región. Con abundancia de mariscos y selectas sazones, los platillos de estas islas son considerados por la mayoría de los turistas como un reflejo de la cultura y la idiosincrasia de su gente.

Antigua y Barbuda es un vivo ejemplo de esta percepción, y si bien sus platillos no son los más famosos del Caribe, los mismos encierran los principales elementos que han hecho famosa a esta región.

La conch meat (literalmente traducida como carne de concha) es uno de los ingredientes más utilizados por los antiguanos. La carne de cangrejo también es encontrada en casi todos los restaurantes del centro de su capital, St. John.

Además, sus desayunos podrían ser considerados como la clara evidencia del lugar que guarda la cultura inglesa en Antigua, isla que fuera dominada por los británicos durante décadas. Un pastelillo inglés, tomate frito, una masa de harina de maíz, aguacate, tajadas de plátano maduro y bacalao es uno de sus platos más conocidos para comenzar el día.

Sin embargo, una de sus comidas más típicas, irónicamente carece de mariscos.

Una cacerola con polenta es, quizás, el platillo más consumido por los antiguanos, quienes optan por este plato por la facilidad y el bajo costo que tiene su preparación.

Luego de preparar la polenta de maíz, la misma se mezcla en una olla con una combinación casi que exuberante de vegetales y especias que le agregan un sabor único a la receta.

En lo que a bebidas respecta, la receta de Antigua, al igual que en la mayoría del Caribe, es simple: ron.

Este líquido, más que un licor, se constituye en parte de la cultura antiguana, siendo utilizado no solo en bebidas, sino también en comidas.

Por su localización geográfica, la lógica obliga a que el ron sea mezclado con frutas, por lo que las piñas, los albaricoques y hasta los cocos son inseparables compañeros de esta bebida alcohólica, la que es, por lejos, la más consumida en la vida nocturna de la isla.

Uno de los puntos más visitados por los turistas cuando ya el sol está guardado es el Puerto Inglés. Allí, los extranjeros gozan de varios bares y restaurantes que brindan los mejores cocteles y boquitas de la zona.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts