Turismo Turismo

11 ene Las nuevas figuras, en piedra de jabón

MEMBRILLO, Coclé. -Lory y Vieji son dos pintorescos y habilidosos periquitos que conocen muy bien a qué hora empieza la faena de labrar la piedra de jabón en la casa de la familia Soto, en el pueblo de Membrillo de Penonomé. No se pierden cada movimiento que hace su protector José Ramón Soto y, en segundos, dan un vuelo y quedan sobre el hombro de su dueño, que ya empieza a labrar una pieza de la piedra de jabón.

img

No se pierden cada movimiento que hace su protector José Ramón Soto y, en segundos, dan un vuelo y quedan sobre el hombro de su dueño, que ya empieza a labrar una pieza de la piedra de jabón.

Las piedras las extraen de una mina que está ubicada en la comunidad.

ARTESANÍA

Tras esa convivencia, la familia Soto es una de las otras 150 que se dedican a fabricar artesanías en piedra de jabón, pero ya con un nuevo estilo que ha tenido una gran aceptación entre los compradores, incluyendo a turistas extranjeros.

Los nuevos estilos ahora son más llamativos y tienen una vistosidad en su forma y son más brillantes que los que confeccionaban en sus inicios allá por 1965.

Las nuevas figuras llevan adornos adicionales en tonos brillantes que son una innovadora idea de sus creadores.

Las piezas se venden en tiendas de artesanías en Penonomé, El Valle de Antón y en el ámbito nacional.

JORNADA

La confección de las artesanías en piedra de jabón primero pasa por la mente del artesano y luego su forma se obtiene por la creatividad y empeño que ponen los talladores de figuras.

Ahora el acabado es para que las artesanías tengan mejor presentación.

Las figuras llevan una dosis de brillo y otras se pintan; esto se logra, porque la piedra de jabón se adapta a los nuevos modelos que practicamos, dijo César, otro miembro de la familia Soto.

César, quien estudia informática en la Universidad de Panamá, dice que la iniciativa de crear nuevos modelos nació para darle una nueva cara a las artesanías, con el fin de que el trabajo no quedara limitado a la confección rústica, como se hacía antes.

ESTILOS

img

Todos los diseños que se confeccionan tienen la intención de que las artesanías sean más competitivas y presenten una mejor calidad y acabado, resaltó José Ramón, escultor en piedra con gran experiencia.

Ramón nació en la década de 1950, cuando solo se talaban piezas que quedaban rústicas.

La constancia del trabajo llevó al grupo de artesanos de piedra de jabón a probar con tintes y diseños agregados que dieron buenos resultados.

La piedra se deja trabajar, es maleable y se puede pintar, dijo Ramón.

La innovación es aceptada por los compradores y los precios de las artesanías oscilan entre 30 centésimos y tres dólares.

Según cuenta la familia Soto, el interés por las artesanías en piedra de jabón crece cada día por la cantidad de pedidos que les hacen.

Aunque la comunidad de Membrillo está localizada en las montañas de Coclé, siempre hay una vía para hacer las solicitudes a los artesanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts