Turismo Turismo

24 jun De turista por París

Poder oficial. Los Campos Elíseos. Poder oficial. Los Campos Elíseos.
Poder oficial. Los Campos Elíseos.

Fue adolescente y universitario en París; Oliver Meixner conoce los senderos inferiores junto al Sena y sabe que junto al puente que lleva a la isla de San Louis se ponen los vendederes de libros de segunda mano. He aquí la lista de sus lugares favoritos.

• Que cada barrio tiene su muelle y que todos los turistas deben subir a lo más alto de la catedral de Notre Dame para conocer la ciudad.

• Desde ese punto se puede notar que el Arco de la Defensa, el Obelisco de la Concordia y el Arco del Triunfo están en línea recta.

• El punto cero de Francia tiene su origen en la catedral de Notre Dame.

• La ciudad de París es redonda, y en espiral van los puentes.

• A lo alto se nota por la línea de verdes árboles que del Arco del Triunfo salen cinco vías, parecido a una estrella, que comunica por vía terrestre la capital francesa.

• El Puente de las Artes, conocido como el puente de los candados, es el sitio más romántico de la capital.

• En la visita obligada al Museo de Louvre se debe dejar tiempo para recorrer las galerías comerciales que están en la parte inferior de la pirámide.

• Se necesitan tres días para dar la vuelta a todas las salas del Museo de Louvre.

• Al final de los Champs Elysée, pasando el Sena, a la derecha, está la Asamblea Nacional. Al otro lado el área de compras de lujo, tanto comercial como hotelera.

• El transporte público en París es excelente. Se puede viajar en metro, autobús, tram o RER. En las estaciones del metro se consigue el mapa con las rutas.

• El desplazamiento más rápido es el metro combinado con el RER (Réseau Express Régional), que hace distancias más largas y tiene pocas estaciones.

• Los taxis en general son cómodos y eficaces, y aunque están obligados por ley a aceptar a todos los pasajeros, en la practica hasta en París los taxistas son selectivos y en algunas horas puede ser difícil conseguir uno en ciertas áreas.

• La Bastille es el famoso fuerte que el cardenal Richelieu transformó en prisión y que dio origen a la toma que simbolizo la caída del régimen monárquico durante la Revolución francesa.

• Hoy del fuerte de La Bastille quedan solo unos muros y un barrio muy vivo, pues de jueves a sábado por la noche hay fiesta. Los domingos, en los principales cafés hay encuentros filosóficos y culturales. Una imagen muy parisina.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts