Está navegando en la edición del Lunes 11 de Febrero del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

Benedicto XVI renuncia; Aseguran que decisión fue tomada hace meses

REDACCIÓN DE PRENSA.COM
internet@prensa.com
Temas:


11/02/2013 - La decisión del papa Benedicto XVI de renunciar a su cargo fue tomada "hace muchos meses", según escribió hoy el redactor jefe del diario católico "Osservatore Romano", Gian Maria Vian.

El Sumo Pontífice lo decidió tras el largo viaje que en marzo de 2012 lo llevó a México y Cuba, indicó Vian.

El conocimiento de su envejecimiento fue importante para esta decisión del Papa, "en su conciencia ante Dios", explicó el redactor de "Osservatore Romano".

El viaje a México y Cuba fue uno de los más importantes del pontificado de Benedicto XVI.

VATICANO ORGANIZA DESPEDIDA

En tanto, el Vaticano dará una despedida a Benedicto XVI antes de que ponga fin a su pontificado, previsto para el 28 de febrero próximo, a la que espera asistan fieles de todo el mundo "y autoridades de muchos países".

Así lo aseguró hoy el cardenal decano, Angelo Sodano, en las palabras de agradecimiento que pronunció, tras anunciar el papa su renuncia al Trono de Pedro.

"Santo Padre, antes del 28 de febrero, día en el que, como usted ha dicho, desea poner fin a su servicio pontifical, realizado con tanto amor, con tanta humildad, tendremos el modo de expresarle mejor nuestros sentimientos, así haremos tantos pastores y fieles repartidos por el mundo, así harán tantos hombres de buena voluntad junto a las autoridades de muchos países", dijo Sodano, sin precisar más.

El cardenal decano dijo en un breve discurso pronunciado ante el papa que le habían escuchado "desorientados y casi del todo incrédulos" y que en sus palabras habían notado "el gran afecto que siempre ha tenido por la Santa Iglesia de Dios, por esta Iglesia que tanto ha amado".

Sodano recordó cuando el 19 de abril de 2005 fue elegido papa y a él le tocó preguntarle si aceptaba la elección canónica y le respondió, "temblando" que la aceptaba confiando en la gracia del Señor y en la materna intercesión de María".

El cardenal Sodano expresó su satisfacción porque antes del 28 de febrero, fecha fijada por el papa para abandonar el Trono de Pedro, "tendremos la alegría de escuchar su voz de pastor".

Benedicto XVI tiene previsto celebrar el próximo miércoles la audiencia pública y por la tarde acudir a la colina romana del Aventino para presidir los ritos del Miércoles de Ceniza, que abren el tiempo de Cuaresma.

Allí presidirá una procesión desde la basílica de San Anselmo hasta la cercana de Santa Sabina, donde impondrá y recibirá las cenizas.

El sábado tiene previsto recibir al presidente del Guatemala, Otto Pérez Molina.

El domingo 17 de febrero, Benedicto XVI se retirara durante una semana en ejercicios espirituales, que celebrará, junto a los cardenales de la Curia romana, en la capilla "Redemptoris Mater", del Vaticano. El retiro espiritual concluirá el sábado 23 de febrero.

ARZOBISPO DE PANAMÁ, SORPRENDIDO

El arzobispo metropolitano, José Domingo Ulloa, aseguró este lunes, 11 de febrero a Prensa.com que la noticia de la renuncia del Papa Benedicto XVI “nos sorprende a todos”.

Ulloa recordó que desde el año 1415 no se registraba un acontecimiento de este tipo. Y es que en ese año, Gregorio XII decidió renunciar en un contexto completamente diferente al actual, ya que era la época del gran cisma de Occidente cuando la Iglesia tenía tres Papas que competían entre sí.

MUESTRA DE HUMILDAD

Para el arzobispo metropolitano el anuncio hecho por el Papa, que tenía ocho años al frente del Vaticano, es una muestra de humildad. “Debemos ver este hecho desde la fe y la presencia del espiritú, conociendo al Papa Benedicto XVI que, después de un gran tiempo de oración y de confrontar su vida con el evangelio, nos dice que no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente este ministerio y desde ahí está la muestra de humildad de este gran hombre, que por amor a la Iglesia, dice mejor me retiro”, indicó Ulloa.

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", fue parte del anuncio del pontífice.

De acuerdo con Ulloa, la Iglesia nunca queda acefalía, aunque el Papa haya renunciado. El cónclave debe ser convocado en marzo, donde se escogerá el nuevo sumo sacerdote que reemplazará a Benedicto XVI, que se seleccionará entre cardenales que tengan hasta 80 años.

“Yo creo que tenemos que verlo desde la fe, el espíritu está hablando al oído como ha hablado siempre a la Iglesia”. “Desde la fe esto nos reafirma que la Iglesia es llevada por el espíritu, es el espíritu que nos va guiando siempre”, agregó.

Según el portavoz del pontífice, el padre Federico Lombardi, un cónclave se celebrará alrededor de la Semana Santa (del 24 de marzo al 1 de abril). "Para Pascua tendremos un nuevo Papa ", agregó, explicando que Benedicto XVI no participará en este Cónclave, que se celebrará 15 o 20 días después de hacerse efectiva su renuncia.

EL ANUNCIO INESPERADO

El papa Benedicto XVI explicó este lunes que ya no tiene “fuerzas” para dirigir la Iglesia católica a causa de su edad, 85 años, y anunció su dimisión el próximo 28 de febrero.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, indicó el Papa en latín ante el Consistorio del Vaticano, según la traducción española proporcionada por la Santa Sede.

MENSAJE

A los cardenales presentes les explicó en latín que les había convocado a este consistorio: “no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”.

El Papa afirmó que “después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.

Benedicto XVI, de 85 años, agregó que es muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, “debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”.

El Obispo de Roma consideró que en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, (...) es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu.

Y entonces destacó que en los últimos meses este vigor ha disminuido “de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”. Ante ello anunció que “muy consciente de la seriedad de este acto y con plena libertad”, renunciaba al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro.

El pontífice indicó a los cardenales la necesidad de celebrar el 28 de febrero un cónclave para elegir a sus sucesor. El papa fue elegido el 19 de abril de 2005.

CONMOCIÓN E INDIFERENCIA

Mientras la noticia de la renuncia de Benedicto XVI recorre el mundo, en la Plaza de San Pedro del Vaticano prosigue el tránsito de turistas y religiosos.

Las reacciones van desde la conmoción hasta la indiferencia. Thomas Ruf, estudiante alemán de Teología de 30 años, es uno de los que está en estado de shock.

"He venido de forma espontánea, para rezar por Benedicto y por el futuro papa", explicaba Ruf pocas horas después de que Benedicto XVI hiciera su anuncio. La noticia le pilló totalmente por sorpresa, mientras estaba de vacaciones en Roma. "Uno se cae de las nubes", afirma. "Fue muy sorprendente y me ha confundido".

Aún así, Ruf muestra su comprensión por la decisión de su compatriota: "Es comprensible, teniendo en cuenta la continua carga que supone para su edad".

También se muestran comprensivos los británicos Keith y Nita Evans. "Fue una sorpresa, pero creo que ha elegido lo correcto", asegura Nita, de 44 años. Mientras, a su marido le molesta más el mal tiempo que hace hoy en Roma que la renuncia del pontífice. "Ha sido el tiempo, más que otra cosa lo que nos ha estropeado el día", reconoce con una sonrisa.

Durante la tarde, la vida transcurre con normalidad ante la sede del Vaticano. Los turistas pasean, hacen fila para visitar la Basílica de San Pedro y disparan sus cámaras de fotos. Sólo se advierte que es un día especial en los numerosos camiones de televisión que aguardan tras la zona acordonada.

Algunos, como los austriacos Peter y Brigitte Schlager, ni siquiera sabían la noticia. "¿El papa se retira? Nos da igual", asegura la mujer de 54 años. "Sólo estamos aquí por los monumentos", añade su marido. Tampoco Owain James, de Gales, se había enterado de nada. "Me da igual. Me interesa la crisis pero no sus instituciones", explica antes de hacerse una foto de recuerdo junto a su novia e irse.

Tampoco en las tiendas de recuerdos hay especial movimiento. "Hoy no tenemos más clientes que otros días", dice una de las vendedoras de postales, cuadros y llaveros con el retrato del papa. "Quizás mañana, cuando se haya extendido la noticia", augura.

Lauren Stern, de Philadelphia, compra postales, pero sin el retrato de Benedicto XVI. "Es genial estar aquí en un día histórico, pero el papa me da completamente igual", reconoce.

LA DISIMIÓN DE UN PAPA, SEGÚN EL DERECHO CANÓNICO

Un papa se elige con carácter vitalicio, pero según el Derecho Canónico, es posible la renuncia al pontificado. Para ello no es necesario que el líder de la Iglesia católica especifique los motivos y tampoco hace falta que alguien acepte esa renuncia.

La condición esencial es que la sea voluntaria. El Derecho Canónico reformado por Juan Pablo II (Can. 332 § 2) dice: "En el caso de que el papa renuncie a su cargo, para su validez se exigirá que la renuncia sea libre, que se difunda ampliamente, pero no que sea aceptada por alguien".

Sin embargo, en 2000 años de historia eclesiástica, antes de la de Benedicto XVI sólo se había producido otra renuncia libremente. Fue el caso de Celestino V, que en 1294, tras sólo cinco meses, renunció a su pontificado.

Los historiadores hablan de que estaba superado por sus tareas y de que apenas sabía latín. Los cardenales lo habían elegido papa porque no habían podido ponerse de acuerdo en otro candidato, tras casi dos años de disputas. Tras su renuncia, Celestino V se retiró a un monasterio. Otros historiadores afirman que su sucesor Bonifacio VIII forzó a Celestino a renunciar y lo envió a un "encierro monacal".

Los expertos eclesiásticos están de acuerdo en que en el caso de una renuncia papal, el pontífice debe también retirarse de forma total e inmediata de todos los cargos y responsabilidades y de la vida pública eclesiástica.

Pues sólo así podría garantizarse que no influya en la elección de su sucesor. El papa Juan Pablo II dijo en una ocasión que no podría imaginarse un "papa jubilado". Generalmente se considera condición indispensable para un sacerdote católico que sea físicamente capaz de oficiar una misa. Discurso del anuncio de renuncia del Papa

EL DISCURSO DE BENEDICTO XVI

A continuación, el texto del discurso que Benedicto XVI pronunció en latín a los miembros del consistorio vaticano en el que anunció sus planes de renuncia el lunes. Fue distribuido por El Vaticano en un comunicado:

“Queridos hermanos, Os he convocado a este consistorio no sólo para las tres canonizaciones, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.

Tras haber examinado repetidamente mi conciencia ante Dios, he llegado a la certeza de que mis fuerzas, dada mi avanzada edad, ya no se corresponden con las de un adecuado ejercicio del ministerio petrino. Soy consciente de que este ministerio, dada su naturaleza espiritual esencial, debe ser llevado a cabo no sólo con palabras y hechos, sino también con oración y sufrimiento. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a cambios tan rápidos y sacudido por cuestiones de profunda relevancia para la vida de la fe, de cara a gobernar la barca de San Pedro y difundir el Evangelio, son necesarias tanto la fortaleza de mente como la del cuerpo, fuerza que en los últimos meses se ha deteriorado hasta tal punto en mi que he tenido que reconocer mi incapacidad para cumplir adecuadamente el ministerio que se me confió.

Por esta razón, y muy consciente de la gravedad de este acto, con plena libertad declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me concedieron los cardenales el 19 de abril de 2005, de tal modo que a partir del 28 de febrero de 2013, a las 20:00 horas, la Sede de Roma, la Sede de San Pedro, estará vacante y se convocará un cónclave que elegirá al nuevo Pontífice Supremo. Queridos Hermanos, os agradezco muy sinceramente todo el amor y el trabajo con el que me habéis apoyado en mi ministerio y os pido perdón por todos mis defectos. Y ahora, confiemos a la Santa Iglesia al cuidado de nuestro Supremo Pastor, a nuestro Señor Jesucristo, e imploremos a la santa Virgen María, para que ayude a los cardenales con su solicitud maternal, a elegir al nuevo Pontífice Supremo. En cuanto a mí, deseo servir devotamente a la Santa Iglesia de Dios en el futuro a través de una vida dedicada a la oración".

(Con información de Priscilla Pérez y Servicios Internacionales)

MÁS NOTICIAS EN Mundo


Victorlinar
Hace 1 ao

Sr. Don Martinelli: por favor siga el ejemplo delPapa, al menos no renunciando pero siguiendo lo que prometio antes de ser elegido Papa, perdon Presidente todo panama se lo va a agradecer y seriak un Lider, un Estadista para recordarlo siempre en este mundo. Que le parece??

Robespier
Hace 1 ao

El catolicismo esta pasando por un momento crucial e histórico, donde el futuro pontífice tiene la ardua tarea de avivar el evangelio en sus feligreses, la humanidad esta llegando al tope de la incredulidad, del materialismo, del hedonismo, de la maldad, del la permisividad, la "hipocresía religiosa" y hasta apostasía....las señales son claras!! El que tenga oídos que oiga!!

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Es asombros como aprovechan una noticia como esta para seguir suponiendo y auto alabándose. No sabemos nada, solamente sabemos que el Papa renunció y dio razones validas ¿Por qué no aceptarlas? Los católicos lo deben aceptar sin chistar ¿No se supone que el Papa es infalible? Los no católicos deben ser tolerantes y, si quieren corregir algo, corrijan sus religiones o su vida personal.

Sergio Sanchez
Hace 1 ao

Por otro lado, respecto a la ancianidad, les recuerdo que todos los viejos han sido jóvenes y generalmente conservan sus virtudes y sus defectos, los viejos no son una especie aparte, son una continuidad de la vida. El joven estúpido y soberbio y malo (aunque no lo sepa) seguirá siendo estúpido y soberbio y malo a los 80, algunos podrán cambiar, pero muy poco.

Vittorio Silvano
Hace 1 ao

Hace casi 600 años que no pasaba esto y la última vez que pasó fue en medio de una disputa religiosa mundial. Aquí como que hay gato encerrado. Pelen el ojo!

Robespier
Hace 1 ao

========== sOLO NOS QUEDA DECIR QUE SU ANTECEDOR jUAN pABLO II LLEVO SU CRUZ HASTA LA MUERTE, SIENDO UN EJEMPLO VIVO DEL EVANGELIO DE CRISTO!! ======

heigthtower
Hace 1 ao

Entiendan algo, la iglesia católica no fue creada por ningún pastorcito, a quien "Dios prospero", la iglesia no tiene que modernizarse y definitivamente la iglesia lleva mas de 2000 años porque esta fundada por el mismo Dios, no necesitamos católicos que crean lo que les conviene y definitivamente no todo el mundo puede ser católico, un verdadero católico acepta las reglas del juego y no busca ser el próximo lutero...

Vittorio Silvano
Hace 1 ao

Claro, pues sus reglas han sido escritas por el hombre y no por YHWH. Lutero simplemente se rebeló contra el sistema y puso la biblia a disposición de todos los demás, iniciando una revolución cultural, política y religiosa.

Sandokan
Hace 1 ao

Lamentablemente estas profundamente equivocado y además, eres minoría.

templario9001
Hace 1 ao

tu ignorancia sobre la historia de tu propia iglesia da pena... la iglesia ha tenido muchos cambios en sus dogmas a lo largo de los siglos.. los curas se podìan casar antes.. los papas hasta Adrian II estaban casados legitimamente.. las razones del celibato son econòmicas.. no religiosas.. la iglesia impuso el celibato para evitar que las propeidades eclesiàsiticas pasaran a manos de la familia de los curas.. ves?..
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES