Está navegando en la edición del Martes 23 de Abril del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

Deportes

El Bayern golea 4-0 al Barcelona y tiene un pie en la final de la Champions

REUTERS/Michael Dalder
Los jugadores del Bayern festejan su victoria ante la afición que los apoyó.

23/04/2013 - El Bayern Múnich goleó este martes al Barcelona 4-0 en el encuentro de ida de las semifinales de la Liga de Campeones (Champions League), disputado en el Alianz Arena de Múnich, y puso un pie en la final del máximo torneo de clubes de Europa.

Thomas Müller marcó el primer tanto para el equipo de Jupp Heynckes en el minuto 24, marcador con el que acabó la primera parte.

Tras el descanso, Mario Gómez firmó el segundo en el 49 y el holandés Arjen Robben, en el 72 anotó el tercero. Müller, en el 81, hizo el cuarto, el segundo de su cuenta.

El partido de vuelta se disputará en el Camp Nou el próximo miércoles 1 de mayo.

El Bayern devolvió a su rival el 4-0 que le endosó en 2009 en la ida de los cuartos de final de la Champions y presentó su candidatura a suceder al Barça como dominador del fútbol europeo en los próximos años.

Para los españoles, por el escenario, el resultado y la trascendencia del duelo, es una de esas derrotas que quedarán grabadas en la memoria.

Xavi Hernández había insistido el lunes en que la clave del partido estaría en la capacidad de ambos equipos para imponer su personalidad en el campo.

El cerebro azulgrana habló incluso de dormir la pelota, tenerla el mayor tiempo posible, desesperar al Bayern y aguijonearle cuando llegara el momento.

Sin embargo, empujado por un estadio lleno y rugiente, espoleado por la ambición de demostrar que quienes lo señalan como gran favorito no se equivocan, el Bayern mordió a su rival desde el primer momento.

EL JUEGO

El Barcelona nunca se sintió cómodo con el balón. Impreciso y lento en la circulación, el centro del campo visitante sufrió acosado por un Javi Martínez hipermotivado en su primera semifinal de Champions.

Lionel Messi fue una sombra. Perseguido por Dante, bloqueado por un impecable Schweinsteiger y probablemente ofuscado por la inseguridad física -hoy mismo recibió el alta médica después de 21 días de problemas-, el argentino apenas desbordó.

El 10 azulgrana revivió hoy la pesadilla de los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica, donde cinco de los titulares hoy con el Bayern lo golearon también por 4-0 vistiendo la camiseta de Alemania.

El Bayern bajó este martes al Barça a la tierra con un partido pleno de ritmo, compromiso colectivo e inspiración: “el fútbol más moderno de la historia del club”, según palabras de su técnico, Jupp Heynckes, del que muchos se estarán preguntando por qué se va.

El electrizante ambiente de las gradas tuvo su correlato sobre el césped apenas dos minutos después del inicio del partido, cuando Víctor Valdés tuvo que detener un disparo cruzado del holandés Arjen Robben.

Müller adelantó a los locales a los 25 minutos aprovechando una de las fortalezas del Bayern, el juego aéreo.

Robben centró desde la derecha, Dante cabeceó en el segundo poste y el 25 bávaro remachó en el otro lado de la portería.

El Barça no reaccionó. Un centro cruzado de Pedro al que a punto estuvo de llegar Messi fue lo más cerca que estuvo del gol en toda la primera parte.

SEGUNDA PARTE

El guión no cambió un ápice en la segunda. Al Bayern le costó apenas cuatro minutos del complemento ampliar su ventaja. Otra vez un centro, otra vez la cabeza de Müller y esta vez Gómez en el área pequeña para culminar la jugada con el pie. El Allianz Arena vibraba.

El Barcelona estaba K.O. El Bayern estaba comiéndose al rival en uno de esos partidos que tienen consecuencias, que marcan un antes y un después.

Era como si el equipo alemán no quisiera esperar la llegada a su banquillo de Josep Guardiola, el ideólogo del gran Barça de los 14 títulos, para destronar a los españoles.

El 3-0 de Robben en el 73' no hizo sino confirmar esa sensación. Y el 4-0 de Müller en el 82' fue el éxtasis local.

El Barcelona no sólo sucumbía en Múnich, sino que era humillado en Europa como no lo era desde la final de Champions ante el Milan en 1994, un partido donde también perdió por 4-0 y supuso el principio del fin de la era de Johan Cruyff.

Basado en servicios internacionales

MÁS NOTICIAS EN Deportes


AlexB
Hace 1 ao

te equivocastes tito al poner al crak al mesias del barca hoy, no estaba para este partido fue mero expectador. no cambiastes el esqueme y terminastes goleado. lastima

Armandogarcia
Hace 1 ao

tu como que nunca en tu vida has tocado un balón de fútbol. Messi tiene que jugar todos estos partidos que son importante. tu piensas que va a jugar uno y otro no. todos estos partidos tienen que jugarlo con lo que tienen. mira: mañana pon el juego y ve al verdadero mejor jugador del mundo :Hala madrid

Urraca
Hace 1 ao

kaká? nombe no, si ese hace años que ya no hace nada... jajajjaja

Armandogarcia
Hace 1 ao

jajajajaaj. Cristiano Ronaldo.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES