Está navegando en la edición del Miercoles 1 de Mayo del 2013. Para volver a la versión actual presione aquí.

FARÁNDULA

Silvia Pinal, satisfecha de sus logros, promete trabajar hasta el último día

EFE
La actriz se considera como una persona muy activa.

01/05/2013 - MÉXICO (EFE). -La actriz Silvia Pinal, que fuera musa de Luis Buñuel, no sabe vivir sin trabajar y no piensa dejar de hacerlo, pese a que ya pasó más de ocho décadas de una vida intensa de la que está satisfecha por los logros alcanzados.

"He luchado, he trabajado, he logrado cosas", dijo esta diva del cine mexicano en una entrevista con Efe en la que hizo un recorrido de su larga y exitosa trayectoria profesional.

Cuando llegue el día de partir, se irá "contenta" de los que ha logrado, aseguró la actriz (Guaymas, Sonora, 1931), quien comentó que está "disfrutando" de sus éxitos y que no cambiaría de su pasado, ni siquiera las malas experiencias.

A Pinal no le gusta decir su edad y tampoco siente tener los años que tiene, está llena de vida, de planes y proyectos que puede hacer gracias a su buena salud.

"Soy muy productiva, trabajo todo el tiempo, no he descansado ni cuando estuve embarazada, pues con mis cuatro hijos estuve trabajando hasta los seis meses de embarazo", señaló la artista, quien confesó que no sabe descansar porque siempre encuentra algo que hacer.

Hoy es secretaria general de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) de México, participa en la obra de teatro "Amor, Dolor ¡Y lo que Traía Puesto!" y su teléfono no para de sonar.

La actriz, siempre coqueta y con un atuendo impecable, recibió a Efe en su residencia, situada en uno de los barrios más exclusivos de la capital mexicana, decorada con retratos, uno de ellos pintado por Diego Rivera, y algunos de los premios que ha recibido.

Entre los galardones destaca la Palma de Oro del festival de Cannes que ganó "Viridiana" (1961), la película que terminó por impulsar su carrera. Justamente la década en que grabó sus otras películas con Luis Buñuel, El ángel exterminador (1962) y Simón del desierto (1965), es la época a la que Pinal volvería con los ojos cerrados a trabajar con ese "genio" al que recuerda como un ser "divertido, exacto, perfecto, una gente que valía la pena observar".

También su etapa en la política, que comenzó tras su cuarto matrimonio con el entonces gobernador de Tlaxcala, Tulio Hernández, como presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia del estado (DIF).

Más tarde sería diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asambleísta en el Distrito Federal y senadora. "Esta época me sedujo mucho, me gustó, pues hice cosas muy hermosas", comentó.

Pese a que no le importaría volver a años pasados, Pinal no se considera una mujer demasiado nostálgica, aunque admite que hay momentos en los que extraña a ciertas personas que se fueron, como su hija Viridiana, que falleció en un accidente de tráfico.

"No hace falta estar rascando y buscando, pero las cosas de repente surgen y disfruto cómo fueron porque tengo momentos muy hermosos, muy pocos afortunadamente tristes o terribles, pero en general son recuerdos muy bonitos", dijo la artista.

Madre de cuatro hijos a los que les ha heredado "la genética" de las artes, se ha casado cuatro veces y, aunque todos sus matrimonios acabaron en divorcio quizás por su "egoÍsmo", confesó, continúa creyendo en el amor.

"Sí creo en el amor", de lo contrario "no me hubiera casado tantas veces, ni me hubiera enamorado tantas veces", apuntó la actriz.

 

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A. Nos reservamos el derecho de editar y/o eliminar comentarios por:

  • Salirse del tema que trata la nota.
  • Postear enlaces (links) a otras páginas.
  • Promover servicios o páginas web.
  • Insultar a otros foristas.
  • Hacerse pasar por otro forista.
  • Usar obscenidades en sus comentarios.

EDICIONES ANTERIORES