Está navegando en la edición del Viernes 9 de Marzo del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

FARÁNDULA

'La niñera', felizmente divorciada dentro y fuera de pantalla

AP/Alexandre Meneghini
La comediante estadounidense Fran Drescher.

09/03/2012 - MEXICO, México.(AP) — Para la actriz y comediante Fran Drescher haberse enterado que su exesposo era gay fue todo un "shock". Tras recuperarse, Drescher llevó su experiencia a la pantalla a través de la serie Happily Divorced (felizmente divorciados), con la que dice alecciona a las mujeres que pasan por situaciones similares al tiempo que promueve un mejor trato a la comunidad homosexual.

"Este programa está a la vanguardia de un debate generalizado: la equidad en el matrimonio y cómo integrar a la comunidad gay a la sociedad de una manera mucho más equitativa", dijo Frescher este viernes, 89 de marzo, en una rueda de prensa en Ciudad de México, donde se encontraba para el lanzamiento del programa en Latinoamérica.

"Creo que tengo una responsabilidad con mis hermanas, como activista y defensora de la mujer. El matrimonio puede ser sumamente hermoso si estás enamorado y puedes crecer, pero no hay razón alguna por la que una decida vivir en desesperación y no vivir a plenitud", expresó.

Happily Divorced sigue a una pareja cuya vida cambia cuando el esposo confiesa que es gay, pero que se ve obligada a seguir viviendo bajo el mismo techo debido a su situación financiera. La serie, que en Estados Unidos va por una segunda temporada, comenzará a trasmitirse en América Latina el 22 de abril a través de la cadena Comedy Central.

Drescher, quien saltó a la fama con la serie de comedia La niñera (The Nanny), que creó junto a su entonces esposo Peter Marc Jacobson, señaló que su más reciente trabajo, en el que volvió a hacer mancuerna creativa con Jacobson, podría incluso ser "histórico" por el tema que aborda.

La actriz, activista de diversas causas por la mujer, aseguró que la emisión le ha permitido apoyar a otras féminas."Desde que se ha transmitido en Estados Unidos muchas mujeres me escriben que les encanta la idea de vivir felizmente divorciadas, porque es un concepto que no se ha abordado en el pasado. Toma mucho más trabajo estar felizmente divorciada que felizmente casada".

Con actitud relajada, Drescher incluso hizo mofa sobre la orientación sexual de su exesposo y el modo en que su aceptación quizás la ha convertido en un nuevo ícono gay."No hay un quizás en el hecho de que soy un ícono gay", bromeó, desatando las carcajadas de los asistentes.

"Eso ha tomado mucho tiempo, (pero) desde que me dijeron que mi (ex) esposo era gay he sido elevada al rango de Judy Garland".

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES