Está navegando en la edición del Jueves 20 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

FARÁNDULA

Silvia de Suecia habla del pasado nazi de su padre

EFE
La reina Silvia de Suecia publicó hoy en internet amplias informaciones sobre el controvertido pasado nazi de su padre.

20/12/2012 - ESTOCOLMO, Suecia (DPA). -La reina Silvia de Suecia publicó hoy en internet amplias informaciones sobre el controvertido pasado nazi de su padre, el alemán Walther Sommerlath.

Este jueves puede verse en la página web de la casa real un vídeo en el que Silvia, nacida en la ciudad alemana de Heidelberg, dice: "Me afecta profundamente que mi padre se afiliase en 1934 al Partido Nacionalsocialista".

Medios locales habían denunciado que Sommerlath, fallecido en 1990, podría haberse enriquecido ilícitamente con los bienes del empresario judío Efim Wechsler al asumir su empresa en el marco de las expropiaciones a judíos ordenadas por el régimen nazi.

La casa real inició investigaciones al respecto en 2010. Y este jueves la reina Silvia dijo estar aliviada con el resultado de las pesquisas. El palacio real publicó además este jueves documentos y un informe de más de 72 páginas que indica que Sommerlath dirigió un "intercambio" para permitir que el empresario emigrara de Alemania.

Erik Norberg, exdirector de los archivos nacionales de Suecia, lideró la investigación en archivos en Brasil y Alemania y publicó un primer informe en 2011. Norberg llegó a la conclusión de que Sommerlath intercambió su finca de café en Brasil por la empresa de Wechsler en Alemania.

La reina admitió que la demora en la investigación del pasado de su padre "tal vez se haya debido al temor, y ese temor es algo que comparto con muchos de mi generación que nacieron durante o después de la guerra". Según dijo, sus padres nunca hablaron de la guerra ni con ella ni con sus hermanos.

Johan Asard, exdirector del programa de investigación Kalla Fakta que emitió en 2010 el documental, dijo que los nuevos documentos publicados por la casa real no aportaban "nada realmente nuevo".

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES