Está navegando en la edición del Domingo 4 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Locales

Banda del Instituto Nacional pide el nombramiento de un instructor permanente



04/11/2012 - Franklin Coronado es el veterano más antiguo de la banda del Instituto Nacional y después de 5 años tocando el saxofón, ha recibido clases de 7 instructores diferentes. Sin ir más lejos, este mismo año la banda se quedó sin profesor en enero, y se ha visto obligada a preparar su repertorio a en sólo dos meses.

El joven músico denuncia el “relajo que se tiene. Siempre quieren tomar la banda del Instituto Nacional los últimos días. Y eso no es así. Una banda requiere un año para estar preparada”.

Pero este año, incluso, se llegó a plantear la posibilidad de no tocar en los desfiles patrios. Gracias al ansia por seguir creciendo de Franklin Coronado, han salido a la calle el día 4 y el día 5. Él mismo se encargó de buscar a un profesor que los sacara del apuro.

El elegido: Miguel Casella, quien ya había trabajado con el Instituto Nacional en otra situación límite. Y su trabajo bien podría considerarse el de un mago. Preparar a los músicos en tiempo récord. ¿Su método? “Es una especie de curso intensivo”.  En el que se preocupa por hacerle ver al estudiante “que puede hacerlo. Creer en sí mismo y tener las ganas es un 50% de mi método”. El resto, consiste en enseñarle a ejecutar el instrumento correctamente.

La banda ha ido año tras año perdiendo puestos en las clasificaciones, y también miembros. Hace 5 años eran 90 estudiantes, hoy son la mitad. De ellos, apenas una tercera parte tienen experiencia previa.

Por todo, los miembros de la banda piden el nombramiento de un profesor permanente. El Meduca es el único que tiene la competencia para hacerlo. “Exigimos que sea Miguel Casella que es un excelente profesor”. Confían en recuperarse y volver a sonar como antes.


bla bla bla
Hace 2 aos

No demoran en tirarse a la calle. Han sido tristemente los responsables de su propio destino. Qué pena!!
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES