Está navegando en la edición del Lunes 17 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Locales

‘A la Central la están matando los malls’

LA PRENSA/Jorge Fernández
Por la avenida Central transitan cientos de personas, pero los comerciantes sostienen que son pocos los que compran. Además, algunas estructuras que adornan la avenida se han deteriodado.


17/12/2012 - Desierto, así nos muestra el encargado de Shoe Box su establecimiento ubicado en plena avenida Central. “Este panorama era impensable el año pasado. Las ventas han bajado casi un 40%”, asevera.

“Los clientes no entran en el local y”, según Rogelio López, “la Alcaldía tiene parte de culpa”.

En el exterior es imposible ver qué hay en la acera de enfrente de su establecimiento. Dos hileras de tiendas callejeras nos impiden verlo.

“La gente camina por el centro de la vía y les es difícil salirse de la ruta trazada por las decenas de tenderetes colocadas por los buhoneros. Y luego viene la lluvia”, nos recuerda el encargado del comercio.

En la avenida Central no hay aire acondicionado, ni parking, ni sombra. “El cliente prefiere ir al mall”.

También los buhoneros lamentan la situación. “Las ventas están malísimas. El sueldo no alcanza para trasladarse hasta la avenida Central”, cuenta Guadalupe, que coloca su puesto de figuritas de nacimiento desde hace 15 años y dice que, “por no haber, no hay ni carteristas este año”.

Al parecer también emigraron a los malls ante la falta de “oportunidades”. Lo que sí hay en la avenida central son ofertas. “La gente compra lo más barato”, dice Mayra Rosa Guerra, en La Aurora.

Aunque a veces ni las ofertas incentivan las ventas. “Bajamos el 10, luego el 15, hasta el 50% los precios y aún así, hay días que nadie compra”, reconoce la encargada de Corporación Prato.

EL BUEN TRATO COMO VALOR AGREGADO

Ante la falta de perspectivas, conocemos al dueño de la joyería Hawai, quien dice que abrió su negocio hace más de 50 años. “El buen trato es lo que nos permite aguantar aquí”.

Él ya ha visto como se han desocupado muchos locales a su alrededor, y en su lugar, poco a poco lo van ocupando trabajadores asiáticos.

Por suerte, los vendedores aún no han perdido la esperanza y confían en el bendito décimo y los pocos fines de semana que quedan antes de que acabe diciembre.

Afortunadamente para ellos, siempre hay gente que sigue prefiriendo la Central, puesto que en los centros comerciales dicen perderse con tanto pasillo.


soyelpana1
Hace 2 aos

te equivocas pana vaya a usa o a costa rica cuando pueda y dese cuenta que con 5$ palos si acaso te puedes comer un sándwich barato, y segundo no tengo familia en usa porque solo tengo amistades que muchos están pensando a volver a panamá ahora que si se puede ya que se fueron en tiempo de crisis, actualizate mi hermano y pisa tierra

Julito_22
Hace 2 aos

Con todo respeto compatriota el que esta equivocado es usted. Urraca tiene mucha razon en lo que dice y ha sido muy certero en sus comentarios. Yo tengo mas de 20 anos residiendo en la Florida y aunque extrano mi familia, l comida, la familia, y la amistades prefiero seguir viviendo aca prque en Panama jamas tendria la calidad y el nivel de vida de aca.

Julito_22
Hace 2 aos

incluye buena y eficiente prestacion de los servicios gubernamentales, buena educacion, servicios de salud, electricidad, carreteras, etc. y panama todavia esta a anos luz de esa eficiencia. por ultimo, los mayoria de los gringos que se mueven a panama son retirados con muy bajo salario que no les alcanza para vivir decentemente aca pero creeme eso son los pocos.

Julito_22
Hace 2 aos

ciertamente en panama el costo de la vida era mucho mas barata pero eso ya esta cambiando y hasta algunas residencias las quieren vender a los precios de aca lo cual es ridiculo ya que panama no tiene las carreteras, los seguros, ni los servicios eficientes y confiables como aca. calidad de vida incluye muchas cosas, no solo salario o indice de desempleo.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES