Está navegando en la edición del Martes 18 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Locales

Interponen denuncia contra Gálvez en la CSJ por la compra de jamones

Getzalette Reyes
DE PRENSA.COM
greyes@prensa.com
LA PRENSA/Ana Rentería
Gálvez ha sido criticado por repartir jamones adquiridos con fondos públicos.

18/12/2012 - Integrantes del Movimiento 2000 de Arraiján (Panamá oeste) presentaron este martes,18 de diciembre, una denuncia contra el diputado oficialista Sergio Gálvez, ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Luis González, uno de los miembros de la agrupación, explicó que la denuncia por el supuesto delito contra peculado tiene que ver con el uso de $675 mil de fondos públicos por parte del diputado oficialista y presidente de la Asamblea Nacional, para  comprar 30 mil jamones y que fueron entregados en su circuito.

Según González, “hay que meter a la cárcel” a todos aquellos funcionarios que usen dinero de los impuestos para proselitismo político.

Por su parte, el abogado José Luis Galloway dijo que “estamos cansados de que este señor [Gálvez] piense que está por encima de la ley, piense que está por encima de Dios”.

Manifestó que Gálvez se ha burlado de Dios, cuando explicó que, gracias a él, salieron los fondos para pagar dichos jamones.

También acusó a Gálvez de burlarse de los periodistas, del pueblo de Colón, cuando les dijo en octubre pasado “que vayan a llorar al cementerio”.

SECRETARIO DE LA ASAMBLEA DEFIENDE A GÁLVEZ

En tanto, Wigberto Quintero, secretario general de la Asamblea Nacional, no descartó que elementos políticos estén detrás de esta denuncia.
“Creemos que eso [la denuncia] no tiene asidero”, aseveró.

Quintero explicó que año tras año se reparten jamones, lo cual es avalado por la Contraloría General de la República.
Con ello se busca beneficiar a un sinnúmero de personas, añadió el funcionario.

“Si tú ves la historia del país eso siempre se ha hecho”, comentó Quintero, a los medios locales.

DENUNCIAN USO DE DINERO PÚBLICO PARA PROSELITISMO

El diputado panameñista José Luis Varela denunció que, a través del Ministerio de Economía y Finanzas, y “sin ninguna discreción”, se está asignando dinero para utilizarlo en proselitismo político.

Varela comentó que “en el caso de Chello, en un día de jamones, dio lo que en cinco años tuve de partida circuital en el gobierno pasado”. Varela añadió que a los diputados de oposición, lo chantajean. “Me presionan, no me dan partidas”, dijo.

Así las cosas, el diputado hizo un llamado a la población para que vote a conciencia en los próximos comicios de 2014.

Y es que el diputado panameñista indicó que los artículos que recibe hoy día la población (como los jamones de Gálvez) son adquiridos con sus propios impuestos. El pueblo está siendo timado y burlado, apuntó en Telemetro Reporta.

(Con información de Rubén Polanco)


Uther Pendragon
Hace 1 ao

si le dieran a cada diputado la misma cantidad para ser repartidos en jamones en sus respectivos circuitos, ¿dejaría de ser un timo y una burla por eso?... cuando se participa de los actos inmorales, llega un momento en que ni siquiera se dan cuenta de que están siendo inmorales al hablar y al actuar...

Disney
Hace 1 ao

Allá la gente de su circuito o del chorrillo, que vivirán toda su vida de la limosna que les da este ladrón. Por que no escogen a uno que legisle para resolver el problema de raíz y no tengan que seguir mendingando?

tracaleros
Hace 1 ao

No digas eso, eso no les conviene tendrian que ponerse a trabajar para cenar rico en navidad eso es como mentarles la madre, mejaor deja que chello siga robando para qe les de jamones navidad y año nuevo, ese es el robin burro del chorrillo que roba a los pobres para volverse rico.

JEHU
Hace 1 ao

pues como dice ese político, porque tambien lo es. la culpa la tiene la gente por venderse por bobadas. chello reparte jamoncitos-- para q la gente se olvide del "a llorar al cementerio". pero a sabiendas q el electorado olvida mucho por recibir poco.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES