Está navegando en la edición del Lunes 13 de Febrero del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

75 policías que participaron en las labores de rescate de 11S han muerto

XINHUA/Archivo
El Congreso de EU. aprobó en diciembre de 2010 un fondo de 4 mil 200 millones de dólares para dar cobertura médica gratuita durante la próxima década a los trabajadores y voluntarios .

13/02/2012 - NUEVA York, Estados Unidos. (EFE).- Sesenta y cinco policías de Nueva York que participaron en las labores de rescate y desescombro tras los atentados terroristas del 11-S han muerto desde entonces víctimas de cáncer, una enfermedad diagnosticada a casi 300 agentes.

Así lo confirmó hoy lunes, 13 de febrero, a EFE un portavoz del sindicato policial neoyorquino Patrolmens Benevolent Association, Albert OLeary, quien lamentó que "desgraciadamente" en los próximos años se seguirán registrando "muchos más casos".

El presidente del sindicato, Patrick Lynch, dijo en un comunicado que la fórmula es "muy simple", cuando hay un "vasto número de carcinógenos" y se combinan con una exposición "prolongada" a esos agentes, el resultado es "policías muertos o agonizantes".

Los representantes de los trabajadores policiales exigen al departamento que dirige Raymond Kelly hacer públicas las estadísticas que, a su juicio, evidencian los niveles de cáncer entre los agentes que participaron en las tareas de rescate y desescombro.

"No podemos seguir esperando pruebas científicas que muestren lo que dice el sentido común", afirmó Lynch, para quien es "imperativo" conocer las estadísticas mientras se debate la conveniencia de incluir el cáncer en la lista de enfermedades relacionadas con el 11S.

El Gobierno de EU sigue estudiando incluir esa enfermedad en la lista recogida en la Ley Zadroga, en honor a un policía de Nueva York que murió por problemas en las vías respiratorias en 2006, y que incluye hoy asma, obstrucción pulmonar o bronquitis crónica, entre otros.

El sindicato se hizo eco de un informe del experto forense Richard Lee que asegura que cada uno de los químicos encontrados en el polvo del 11S pueden causar "diferentes daños" al cuerpo humano cuando se está expuesto a determinados niveles de exposición.

"Desde irritación de los tejidos oculares, problemas respiratorios en la nariz, los bronquios y los pulmones, e incluso afectar a los riñones y terminaran en diferentes tipos de cáncer", indicó el médico forense.

"El rechazo del alcalde (Michael Bloomberg) a publicar las estadísticas es cuando menos vergonzoso. No hay tiempo que perder, la vida de muchos agentes depende de ello", afirmó el asambleísta estatal Micah Kellner.

Por su parte, la senadora estatal Diane Savino calificó de "escandalosa" la situación e instó a las autoridades de la ciudad a permitir al centro médico Mt. Sinai acceder a la lista de policías que trabajaron en los días y meses posteriores al 11S. Las asociaciones de afectados del 11S llevan meses luchando para que la Ley Zadroga no deje a un lado a las víctimas de cáncer, y el verano pasado criticaron un informe oficial que desvinculaba esa enfermedad de lo ocurrido tras los atentados terroristas.

El Congreso de EU. aprobó en diciembre de 2010 un fondo de 4 mil 200 millones de dólares para dar cobertura médica gratuita durante la próxima década a los trabajadores y voluntarios que cayeron enfermos tras participar en las tareas de rescate y limpieza de la zona cero.

Una de las mayores reivindicaciones que hacen las asociaciones de afectados del 11S es que las autoridades incluyan el cáncer en la lista de enfermedades relacionadas con ese suceso para recibir ayudas públicas para costear los tratamientos.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES