Está navegando en la edición del Jueves 15 de Diciembre del 2011. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

Ejército de EU inicia retiro formal de Irak tras casi nueve años

REUTERS/Lucas Jackson
Estados Unidos invadió Irak en marzo de 2003.

15/12/2011 - BAGDAD, Irak (AP). -Luego de casi nueve años, el ejército de Estados Unidos (EU) retiró formalmente el jueves la bandera de las fuerzas estadounidenses en Irak, en una ceremonia a la que asistió el secretario de Defensa Leon Panetta.

La bandera fue envuelta en camuflaje, "revistiéndola" formalmente, de acuerdo con la tradición militar. En la ceremonia, el secretario dijo a los soldados que se marchan de Irak con "orgullo duradero".

Panetta dijo que el costo en sangre y dólares valió la pena dado que creó un camino rumbo a la democracia para Irak. El secretario de Defensa llegó en el papel de líder de la guerra del gobierno de Estados Unidos en Irak, pero se irá como uno de muchos funcionarios estadounidenses y de otros países que esperan colaborar con el gobierno iraquí mientras busca su nuevo papel en el Medio Oriente y en el mundo.

Otros funcionarios de Estados Unidos participaron en la ceremonia simbólica en la que la bandera de las fuerzas conjuntas estadounidenses-iraquíes fue retirada de manera oficial.

Estados Unidos invadió Irak en marzo de 2003. Los últimos miles de soldados estadounidenses abandonarán el país para fin de año.

Panetta declaró que los veteranos del conflicto que duró casi nueve años pueden estar "seguros de saber que su sacrificio ha ayudado al pueblo iraquí a hacer la tiranía a un lado".

MÁS NOTICIAS EN Mundo


Libertario
Hace 3 aos

Decenas de miles de civiles iraquíes muertos, en ocho años de una guerra que consumió además miles de millones de dólares: el costo del conflicto en Irak ha sido astronómico. Desde la invasión estadounidense del país en marzo de 2003, al menos 126.000 civiles iraquíes murieron de la mano yanqui y solo 19.000 supuestos insurgentes. Alrededor 1,75 millones de iraquíes están refugiados en países vecinos o se han visto forzados a desplazarse en su país, según la ONU. El Pentágono ha destinado cerca de 770.000 millones de dólares desde 2003 en las operaciones en Irak. A ello hay que sumarle la parte indeterminada del presupuesto del Pentágono que también ha servido para financiar la guerra. A finales de 2010, EE.UUya había gastado cerca de 32.000 millones de dólares en atención médica a los heridos, pensiones por validez, que para los veteranos son vitalicias. De todos modos el botín de guerra por el cual los yanquis invadieron con mentiras a ese milenario país es el petróleo. Los yanquis dejan un país todavía en construcción, con instituciones frágiles y una insurgencia activa. La economía sigue dependiendo enteramente de las exportaciones de petróleo, que el próximo año deberán alcanzar los 2,6 millones de barriles diarios, mientras que el desastroso estado de los servicios básicos, como el suministro de agua y electricidad, exaspera a la población nativa. Junto a la escasez de trabajo, predomina la corrupción. Irak figura entre los países más corruptos del mundo. El jefe de la comisión de lucha contra este problema renunció ante la escasa cooperación de los responsables políticos. En una región en plena mutación, las relaciones de Irak con sus vecinos han mejorado. Las relaciones comerciales y turísticas con Irán, de mayoría chií como Irak, son estables, pero Washington acusa a Teherán de influir sobre Bagdad y de financiar milicias armadas, extremo que Irán ha desmentido. Irak queda entre la anarquía y la guerra civil, en nueve años nada ha cambiado. El nerviosismo de los iraquíes está en parte motivado por los recuerdos de los traumáticos años transcurridos entre 2003 y 2009, cuando decenas de miles de personas fueron masacradas por los marines yanquis. Muchos fueron víctimas de lo que se denominó asesinatos "en función del documento de identidad", cuando los yanquis mataban por rutina a cualquier iraquí al que agarraban en un puesto de control equivocado o en una zona equivocada siendo inocentes de cualquier acto violento. La guerra civil que deja EE.UU se va a notar bien cuando se vaya hasta el último soldado yanqui, mientras eso no suceda la maquinaria manipuladora de prensa que tiene la Casa Blanca seguirá ocultando una de las guerras civiles más innecesarias de la historia humana. Si bien van a quedar los empresarios petroleros saqueando los pocos pozos que aún quedan rentables y que cuentan con miles de agentes de seguridad privada entrenada por la CIA para actuar como le vengan en gana, la guerra civil seguirá con fuerza.
Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES