Está navegando en la edición del Lunes 26 de Noviembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

FARC reclaman cuerpos de Reyes y otros guerrilleros muertos en Ecuador

AP/Archivo
Raúl Reyes murió el 1 de marzo de 2008 en la provincia de Sucumbíos, Ecuador.

26/11/2012 - BOGOTÁ, Colombia. (EFE).– Las FARC reclamaron hoy los cuerpos del que fue su “número dos” Raúl Reyes, y de los otros guerrilleros muertos en el operativo militar colombiano desplegado en 2008 contra un campamento de esa guerrilla en Ecuador.

En una carta publicada en su página web, el Estado Mayor Central de las FARC, la segunda instancia de mando de la guerrilla, explica que esta solicitud responde al “afán” que les “acompaña por hacer brillar la verdad” en el proceso de paz iniciado el 19 de noviembre con el Gobierno colombiano en La Habana.

Después del operativo que tuvo lugar el 1 de marzo de 2008 en la provincia de Sucumbíos (Ecuador), en el que perdieron la vida un total de 26 personas, el Gobierno ecuatoriano entregó a Colombia los restos de “Reyes”, alias de Luis Edgar Devia, y de Franklin Aisalla, que luego fue devuelto pues era ecuatoriano.

En el comunicado, las FARC destacan que “aunque el cuerpo sin vida del comandante Raúl Reyes fue trasladado a Colombia, hasta el momento las autoridades no han dado razón del paradero de sus restos mortales. Es necesario que sus familiares, dolientes, y el paÍs en general sepan de su destino”.

La Policía Nacional de Bogotá recibió y sepultó el cadáver de Raúl Reyes en 2009, en un lugar que quedó bajo reserva, y explicó entonces que la primera esposa del insurgente, María Hilda Collazos, firmó un documento en el que se autorizaba a las autoridades a hacerse cargo del cuerpo.

Además del cuerpo de Reyes, las FARC pidieron a las autoridades ecuatorianas que repatríen los cuerpos del resto de los rebeldes fallecidos y al Comité Internacional de la Cruz Roja  que colabore en las labores logísticas.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES