Está navegando en la edición del Lunes 23 de Julio del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

Hija de Payá duda de versión de accidente, pero grupo DDHH la avala

AP/Javier Galeano
El disidente cubano Oswaldo Payá mientras hablar en conferencia de prensa en La Habana

23/07/2012 - Los seguidores y una hija del disidente cubano Oswaldo Payá, muerto el domingo cuando el auto en que viajaba chocó contra un árbol, pusieron en duda este lunes, 23 de junio, la versión oficial del accidente, pero un prominente grupo opositor de derechos humanos avaló el informe del gobierno.

Payá, de 60 años y Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2002, falleció en una ruta de la provincia de Granma, en el sureste de la isla, en un accidente en el que pereció otro cubano y resultaron heridos un español y un sueco.

Los heridos son el español Ángel Carromero Barrios y el sueco Jens Aron Modig, quienes salieron del hospital este lunes, según fuentes diplomáticas, pero no han hablado públicamente sobre el siniestro.

El otro fallecido cubano es Harold Cepero Escalante, un activista del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) de Payá. Los cuatro viajaban en un automóvil rentado, que aparentemente era conducido por uno de los europeos.

El vehículo se salió del camino y se estrelló contra un árbol cerca de la ciudad de Bayamo (744 km al sureste de La Habana), según las autoridades. En esa zona son frecuentes los accidentes en las carreteras.

La disidencia estaba dividida sobre el siniestro: mientras la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional avaló la versión oficial, Rosa María Payá afirmó que otro vehículo sacó del camino al auto en que viajaba su padre.

"Las informaciones que nos llegaron de los muchachos que iban en el carro con él es que había un auto intentando sacarlos de carretera, embistiéndolos en todo momento, así que pensamos que esto no es un accidente, que les querían hacer daño y terminaron matando a mi padre", dijo la hija del opositor, en una declaración reproducida por el diario El Nuevo Herald de Miami.

Sin embargo, la versión del gobierno fue avalada por la Comisión de Derechos Humanos, una entidad ilegal aunque tolerada por el gobierno comunista, que preside el disidente Elizardo Sánchez.

"Les pedimos a dos colaboradores nuestros residentes en Bayamo que se trasladaran al sitio del accidente. Vieron el árbol donde chocaron (y) por el daño recibido se ve que el impacto fue brutal y que no hubo otro vehículo involucrado", dijo Sánchez a la AFP.

"Algunas radios de Miami (han dicho que el auto fue sacado del camino por otro), pero el trabajo de nosotros es apegarnos a la verdad de los hechos y los hechos se ajustan a un lamentable accidente, en el cual puede haber responsabilidad indirecta del gobierno por la desastrosa situación vial", agregó.

Por su parte, el MCL fundado en 1988 por Payá pidió una "investigación transparente" del siniestro, que fue informado por la prensa oficial cubana como un "lamentable accidente", sin mencionar la actividad política del disidente.

"Las circunstancias de estas muertes no han sido esclarecidas y están abiertas todas las hipótesis. Por lo tanto demandamos a la Junta Militar cubana una investigación transparente", dijo el MCL en un correo electrónico enviado a la AFP.

El texto, firmado en Madrid por el portavoz del MCL, Regis Iglesias, un exprisionero político cubano, llamó "a todos los amigos solidarios con la causa de la liberación de los cubanos que se mantengan alertas y apoyándonos en esta demanda".

En La Habana el cardenal Jaime Ortega dio su pésame a la familia y brindó toda la colaboración posible de la Iglesia, informó a la AFP su portavoz, Orlando Márquez. La muerte de Payá provocó reacciones en Estados Unidos y Europas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, lamentó la muerte de Payá, indicó la Casa Blanca, que destacó su incansable "lucha no violenta por la libertad y las reformas democráticas".

"Creemos que su ejemplo y liderazgo moral perdurará", indicó un comunicado de la presidencia estadounidense. En Europa también expresó su pesar. "Payá ha dedicado su vida a la causa de la democracia y los derechos humanos en Cuba", dijo en Bruselas un portavoz de la la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton.

Por su lado el presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz dijo que la muerte de Payá "es una triste noticia para todos los que creen y pelean por la libertad y la democracia en el mundo".

Payá alcanzó notoriedad en mayo de 2002, cuando entregó al Parlamento cubano 11.020 firmas en respaldo a una iniciativa de él para cambios políticos, llamada "Proyecto Varela".

La iniciativa fue desestimada por el régimen pero le dio notoriedad internacional a Payá Casado y padre de tres hijos, nunca sufrió prisión por su actividad opositora -sólo breves detenciones-. Buena parte de los 75 disidentes encarcelados en la primavera de 2003 eran seguidores de Payá en el MCL.

MÁS NOTICIAS EN Mundo

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES