Está navegando en la edición del Jueves 24 de Noviembre del 2011. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

Muere exgeneral Bussi, símbolo de dictadura argentina

EFE/Atilio Orellana
El ex general Antonio Domingo Bussi murió a causa de un paro cardiorrespiratorio. Tenía 85 años.

24/11/2011 - BUENOS AIRES, Argentina.(AP).-El ex general Antonio Domingo Bussi, figura emblemática de la última dictadura militar y condenado a prisión perpetua, murió este jueves a causa de un paro cardiorrespiratorio. Tenía 85 años.

Bussi falleció en el Instituto de Cardiología de la ciudad de San Miguel de Tucumán, a mil 312 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, hasta donde fue trasladado desde el lugar en el que estaba recluido cumpliendo la condena.

Un parte médico del centro al que tuvo acceso AP y firmado por la jefa del departamento de insuficiencia cardiaca, Lilia Lobo Márquez, señala que Bussi "padecía de insuficiencia cardiaca crónica en etapa avanzada".

El ex represor había sido internado nuevamente el lunes por el agravamiento de sus problemas cardíacos, pulmonares y renales. Bussi fue condenado en 2008 a prisión perpetua por su responsabilidad en la desaparición y el asesinato del senador peronista Guillermo Vargas Aignasse durante la última dictadura militar (1976-1983).

Cumplía la pena en un domicilio particular en Yerba Buena, un club de campo situado en las afueras de la capital provincial, debido a su avanzada edad y sus problemas de salud.

El ex general, que perdió su rango militar a raíz de esa condena, debía ser sometido a un nuevo juicio oral justamente desde este jueves acusado de ser responsable de los homicidios de Juan Carlos Aguirre y Margarita Susana Azize Weiss, miembros del grupo guerrillero Montoneros.

Pero había sido apartado de la causa por la justicia por deteriorado estado. En los últimos meses, Bussi estuvo imputado por delitos de lesa humanidad en varias causas más en Tucumán como en otras jurisdicciones, pero fue separado de ellas por sus dolencias.

El ex represor fue considerado como uno de los personajes más influyentes en Tucumán durante varias décadas. Fue interventor de facto de la provincia durante la dictadura y tras el regreso de la democracia en 1983, gobernador electo entre 1995 y 1999.

Antes del golpe militar de 1976, fue responsable de Operativo Independencia para aniquilar a la guerrilla en ese distrito norteño. Tras el regreso de la democracia, Bussi tuvo que afrontar distintas acusaciones de secuestros y asesinatos, pero una ley de amnistía impidió su procesamiento.

En 1995 fue elegido gobernador de Tucumán. Al fin de su mandato en 1999 consiguió una banca de diputado, pero la cámara baja rechazó su diploma por inhabilitación moral para ejercer el cargo. En 2003 ganó la alcaldía de la capital tucumana pero no logró asumir: tres meses después de las elecciones fue detenido por la desaparición de Vargas Aignasse.

La Corte Suprema abrió en 2005 el camino para el procesamiento de cientos de represores en nuevas causas judiciales al declarar inconstitucionales dos leyes de amnistía de la década de los 80 que los protegían.

Según cifras oficiales, 13 mil opositores desaparecieron durante la dictadura. Los organismos de derechos humanos sostienen que fueron 30 mil.

MÁS NOTICIAS EN Mundo

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES