Está navegando en la edición del Miercoles 19 de Diciembre del 2012. Para volver a la versión actual presione aquí.

Mundo

Tras masacre, furor en EU por maletín antibalas para niños

XINHUA/Archivo
Residentes participan en el funeral de Jessica Rekos y James Mattioli, víctimas del tiroteo de la Escuela Primaria Sandy Hook, en la iglesia Santa Rosa de Lima, en Newton, Connecticut, Estados Unidos.

19/12/2012 - REDACCIÓN INTERNACIONAL. (AFP).- Después del trágico tiroteo de la escuela de Newtown (Connecticut, noreste), la venta de equipos de seguridad diseñados para niños registró un aumento significativo en Estados Unidos, incluyendo un producto estrella: la sirena maletín a prueba de balas Little.

Por 300 dólares, la compañía Enmienda II, el nombre de la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense que garantiza el porte de armas, proporciona un modelo para las niñas y la Avengers para los niños.

El maletín blindado puede ser usado como un escudo, pesa menos de 500 gramos, gracias a un panel ultra-resistente de carbono y con la apariencia de la mochila que usan los otros niños.

"Con sus dibujos, los padres están seguros de que sus chicos no olvidarán su maletín blindado en casa y que estarán protegidos si lo impensable ocurriera", dijo la compañía en su sitio web.

"Esto es una cosa horrible que uno nunca hubiera imaginado comprar para su hijo, pero después de la tragedia de Newtown, nuestras ventas son diez veces mayores", admite el director de esta empresa con sede en Utah (oeste), Richard Craig, que sin embargo se negó a dar cifras precisas.

La empresa, como una media docena de otras firmas, también ha desarrollado una serie de productos especiales, entre ellos un escudo que se puede incrustar en la carpeta favorita de los alumnos. Por un precio más bajo (entre 150 y 200 dólares), BulletBlocker, es un panel que se puede coser en el forro de un bolso.

"Ligero, fácil de extraer, es del tamaño de un libro de texto", dijo Elmar Uy, vicepresidente de la compañía con sede en Nueva Hampshire (noreste). Uy dijo que desde el viernes pasado, día de la masacre en la escuela de Newtown, las ventas aumentaron un 40% y se elevan a 40 paneles por día. "Nosotros no garantizamos nada, vendemos apenas tranquilidad para los padres", señaló.

El viernes pasado, un joven de 20 años mató a su madre en su domicilio y luego de dirigió a la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown, en un ataque que se saldó con 20 niños y seis adultos muertos, además del agresor.

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

EDICIONES ANTERIORES