La vida de Supermario

El minero ´número dos´ tuvo una gran empatía con el público que escuchó su charla en Atlapa.

Temas:

A ratos, parece un pastor que desde el púlpito arenga a sus fieles; en otros, es un avezado comediante que hace reír a su auditorio. En algunos pasajes de su charla pareciera un experimentado político en busca de votos. Es un hombre de gran carisma, que sin el mínimo asomo de timidez habla de diferentes tópicos de su vida, pero sobre todo de la odisea que le tocó vivir.

Mario Sepúlveda Espinace, el minero chileno que fue rescatado junto a otros 32 compañeros después de permanecer 69 días en el fondo de una mina, a 800 metros de profundidad, cautivó al público que lo escuchó durante dos horas en el teatro Anayansi de Atlapa.

Habló de su niñez, en un pueblo sureño de Chile, con carencias pero también con amor; de sus abuelos, “de los cuales me siento orgulloso, a pesar de que eran analfabetos”; de su condición de hiperactivo que le impide mantenerse quieto; de su temprano abandono de la casa materna para buscar un destino que le deparaba un montón de sorpresas.

Apareció por un pasillo con su casco de minero y su bolso de cuero que jamás abandona. Un bolso que lo acompañó durante su cautiverio, y del cual dice que le han ofrecido hasta 50 mil dólares por él. Algo a lo que se ha negado porque piensa que debería estar en un museo. Lo primero que hizo fue quitarse la corbata, “no va conmigo”, se justifica.

Mario reconoce que la vida le ha cambiado. Por ejemplo, que ha podido convivir con gente de otros estratos sociales, esa de “potito parado” (trasero levantado), señala, imitando sobre el escenario a un típico chileno de clase acomodada.

Pero también le ha servido para -aprovechando ese don de comunicador nato- conocer varios países. “Cuándo me iba a imaginar que iba a llegar hasta Alemania, imagínense”, comenta, al tiempo que cuenta otra de las anécdotas de las que ha sido protagonista desde que la mina San José lo devolvió a la vida.

Impresiona la espiritualidad de este minero, que durante toda su charla destaca la fe que los mantuvo siempre con la esperanza viva, mientras esperaban su rescate.

“Aunque la vida me dio la oportunidad de hacer cosas malas, crecí con la convicción de que estaba destinado para hacer cosas buenas”, dice. “Cuando llegué a Santiago, la capital chilena, fui asaltado por dos jóvenes. Aprovechando que soy bueno para hablar, conversé dos horas con ellos, los convencí de que no servían para asaltantes, y hoy son dos de mis mejores amigos. Incluso, la hija de uno de ellos está a punto de recibirse de ingeniera”.

En otro apartado de su conversación, Sepúlveda recuerda a uno de sus compañeros, el enfermero Yonny Barrios, aquel que se hizo cargo de la salud de sus compañeros durante el encierro. “El Yonny nos curaba, nos puso las primeras inyecciones, nos administraba las medicinas que nos llegaban de la superficie”, recuerda. “Lo único que no le permitimos fue que nos hiciera examen de próstata”, agrega, arrancando las risas del público.

Cuando ya su charla finalizaba, Mario aprovechó para mandar un mensaje de unidad a los panameños. “Tienen un país muy lindo, moderno. No debe ser tan difícil que 3 millones y medio se pongan de acuerdo”, filosofa. Se despide aceptando las preguntas del público, que quiere saber, por ejemplo, si es cierto el rumor de que se habrían comido al primero que muriera. “Nunca lo hablamos, dice, pero tengan la seguridad de que si yo me hubiera muerto me habría gustado servir de alimento a mis compañeros. Pero para eso tenían que haberme bañado muy bien antes, porque ustedes no se imaginan lo hediondo que estábamos”. Y a pedido del auditorio lanza el famoso grito de batalla, el ya famoso Ceacheiiií...! ¡Chiiii!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

MEDIDAS MIGRATORIAS Panamá exigirá visa a los venezolanos a partir del 1 de octubre

El presidente Juan Carlos Varela hizo el anuncio a través de cadena nacional. El presidente Juan Carlos Varela hizo el anuncio a través de cadena nacional.
El presidente Juan Carlos Varela hizo el anuncio a través de cadena nacional. Tomada de Twitter @PresidenciaPma

A partir del 1 de octubre próximo, Panamá exigirá visa a los venezolanos que desean ingresar al territorio nacional. Así lo ...

Un inusual combate Mayweather-McGregor: el último circo de Las Vegas

Conor McGregor (Izq.) y Floyd Mayweather Jr. están listos para el combate. Conor McGregor (Izq.) y Floyd Mayweather Jr. están listos para el combate.
Conor McGregor (Izq.) y Floyd Mayweather Jr. están listos para el combate. AFP

Las Vegas está acostumbrada a albergar grandes eventos por lo que en teoría ningún circo mediático le puede quedar corto a ...

DESIGNADO POR EL PRESIDENTE VARELA Francisco Escobar Pedreschi, primer embajador de Panamá en China

Francisco Carlo Escobar Pedreschi.  Francisco Carlo Escobar Pedreschi.
Francisco Carlo Escobar Pedreschi. CORTESÍA/Ministerio de Relaciones Exteriores

El presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, designó este martes 22 de agosto, a Francisco Carlo Escobar ...