METRO BUS CUMPLE DOS AÑOS ENTRE QUEJAS

La odisea de moverse en bus

La empresa Mi Bus indica que tiene operando mil buses en la ciudad. Sin embargo, los usuarios se quejan de la baja frecuencia y los largos recorridos.

Madrugar ya no es suficiente para los panameños que, por necesidad, deben utilizar el sistema de transporte público en la ciudad de Panamá.

El sueño de unos 700 mil usuarios de este sistema se ve interrumpido por dos razones. La primera, una frecuencia inestable que registran los Metro Bus administrados por la empresa Mi Bus, y la segunda, las obras viales que impiden la rápida circulación por las principales calles de la ciudad.

María Murillo es una de los miles de usuarios que desde las 4:00 a.m. salen de su casa, en el sector de Nuevo Progreso, distrito de San Miguelito, para buscar un transporte que la lleve a su trabajo en Calidonia.

María espera su turno a las 5:30 a.m. en una improvisada parada para subirse al Metro Bus. Una vez que lo aborda, su anhelo es llegar antes de la 7:00 a.m. a su destino.

En Santa Librada, el panorama no es diferente. A tempranas horas la frecuencia de los Metro Bus es constante, pero luego de las 6:30 a.m. son pocas las unidades, denuncia Ana Batista.

“El servicio es pésimo, los buses se demoran bastante”, afirma.

LARGO RECORRIDO

En un recorrido por algunos sectores de la ciudad se pudo comprobar que la situación es la misma. Clementina Camarena, que reside en Las Garzas, corregimiento de Pacora, vive un vía crucis para poder acudir a sus citas médicas en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social, en vía Transístmica.

Cuenta que el pasado 20 de noviembre, cuando empezaron las rutas troncales de Metro Bus en la 24 de Diciembre, por la presencia de las autoridades la frecuencia de buses era regular. La situación ahora es diferente. Los buses tardan en llegar a su destino –de Albrook a La Doña (24 de Diciembre) o Tocumen– entre dos horas y media, incluso hasta tres, relatan los usuarios y operadores de los Metro Bus.

Mientras tanto, Isolda Medina, moradora de La Siesta, en Tocumen, reiteró que da lo mismo transportarse en las rutas troncales o viajar por el corredor Sur, ya que la experiencia es similar debido a los tranques.

Medina expresó que trasladarse en la mañana a su trabajo, cerca del parque Omar, en San Francisco, es toda una odisea. “Los buses de corredor deberían ser más rápidos”. Ella llega hasta Paitilla, y luego debe tomar obligatoriamente un taxi, igual sucede con las rutas troncales porque tampoco las unidades de Metro Bus pasan por vía Porras.

LLAMADO DE ATENCIÓN

El director de la ATTT, Ventura Vega, explicó que realizan monitoreos en los sectores en los que opera el Metro Bus, y les dio la razón a los usuarios, pues han tenido que hacerle llamados de atención a Mi Bus ante las quejas comprobadas que ha presentado la ciudadanía.

Según Vega, el gran inconveniente son las mejoras que se hacen a la red vial de la ciudad de Panamá. Esta situación ha ocasionado que, en promedio, los autos se muevan entre 7 y 8 kilómetros por hora, cuando anteriormente se hacía a más de 20 kilómetros.

Por su parte, el subdirector de la ATTT, Roberto Moreno, señaló que es necesario que los usuarios llamen a la línea 311 para presentar sus quejas, para luego tomar acciones.

Manifestó que en comunidades del corregimiento de Juan Díaz hay informes de que las personas no abordan los buses porque no tienen puestos vacíos y se quejan de que no hay transporte disponible.

Este señalamiento de Moreno no agradó a Leticia Morales, que vive en el área de Don Bosco. Ella afirma que los buses pasan a su máxima capacidad, por lo que no caben más personas, e invitó a las autoridades a viajar en un Metro Bus lleno.

El director de la ATTT reiteró que no será hasta en 2013, con la desaparición de los “diablos rojos”, cuando podrán exigir a la empresa el cumplimiento del contrato y la frecuencia de la flota. Informes de la entidad indican que de las 21 rutas existentes, faltan por compensar nueve.

EMPRESA SE DEFIENDE

En tanto, el gerente de la empresa Mi Bus, Miguel Cardona, aseguró que los buses sí cumplen las frecuencias de salida.

Hasta el momento en la empresa operan unas mil unidades y quedan pendientes 200 buses por circular para cumplir con lo establecido en el contrato.

Las rutas que están pendientes son Auto Motor, Veranillo, Ciudad Bolívar, Alcalde Díaz, Concepción, San Pedro, Panamá Viejo y Pacora.

Cardona añadió que no se puede decir que no hay suficientes buses.

Explicó que aunque ya tienen a 3 mil operadores capacitados para servir en las próximas rutas que serán compensadas por la ATTT, todavía faltan más para completar las jornadas.

El gerente de Mi Bus adelantó que la próxima ruta que se habilitará antes de finalizar el primer trimestre de 2013 será Panamá Viejo.

TARJETAS Y VIAJES

Por otro lado, el gerente de la empresa Sonda, Daniel Guerra, sostuvo que se mantienen los mil puntos de recarga en la capital, pero se han ido redistribuyendo a medida que surgen nuevos recorridos, como por ejemplo el de Amador.

Aunque no indican un promedio, reportes de la compañía destacan que es la estación 5 de Mayo donde los usuarios hacen más recargas, y no en la terminal de Albrook.

Guerra destacó que desde el pasado 15 de febrero, cuando se inició el uso obligatorio de tarjetas, se han vendido un millón 100 mil, cada una por un monto de dos dólares.

En este período se han hecho 140 millones de transacciones, dijo.

Paradas se construirán en enero

La construcción de las paradas del Metro Bus empezará el próximo 2 de enero, informó Rafael Escobar, director de Movilidad Urbana de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT); esto luego de múltiples quejas de los usuarios.

Explicó que tras un recorrido por el distrito capital y San Miguelito se encontraron que hay 422 puntos que son utilizados por el Metro Bus como paradas, de los cuales 100 que requieren mejoras en las infraestructuras.

La instalación de las casetas de todas las paradas típicas y zonas pagas estará a cargo de la empresa Equipamientos Urbanos de Panamá (Eupan), la misma que es responsable de las paradas de la Alcaldía de Panamá, dijo Escobar.

Mientras que las empresas Conalvías e Ica-Meco serán las responsables de la obra civil de las paradas, que incluye el sistema de drenajes y muros, entre otros aspectos.

Conalvías, que obtuvo un contrato por $29.9 millones, deberá construir 60 paradas en el distrito de San Miguelito y 6 zonas pagas.

En tanto, Ica-Meco, encargada de la ampliación de la avenida Domingo Díaz –proyecto del Ministerio de Obras Públicas (MOP)– deberá edificar la obra civil de 11 paradas típicas y 3 zonas pagas en el área. Estas obras están dentro del contrato que tienen con el MOP por $237.5 millones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Liga Probeis Rubén Tejada debuta en Probeis

El pelotero panameño Rubén Tejada espera cumplir con todas las expectativas en su primer año en la Liga Profesional de Béisbol ...

Política 23 mil votantes del circuito 4-6 irán nuevamente a las urnas mañana

Residentes del circuito 4-6 (Tolé, Remedios, San Félix, San Lorenzo) Chiriquí volverán a las urnas mañana 21 de diciembre para ...