Meduca, sin política educativa

La promiscuidad educativa es la norma: cientos de niñas embarazadas, en edad escolar, entre 10 y 15 años, asisten a clases junto a los estudiantes regulares de planteles oficiales.

4 DE MAYO

Han transcurrido ya casi dos años del actual gobierno, y aún la educación se mantiene sin orientación pedagógica, técnica, docente y administrativa, a pesar de que se califica a Panamá como el país de mayor crecimiento económico de la región.

El Ministerio de Educación (Meduca), cuya dirigencia la componen hoy el presidente de la República, Juan Carlos Varela, una ministra de Gabinete y dos viceministros, se desempeña mediante “improvisaciones” de todo tipo, con el consiguiente desfase, desorganización e ineficiencia.

La promiscuidad educativa es la norma: cientos de niñas embarazadas en edad escolar, entre 10 y 15 años, asisten a clases junto con los estudiantes regulares en las escuelas y colegios oficiales. No existen centros especiales para atender estos casos.

Edificios escolares en pésimas condiciones físicas, no recomendables para la enseñanza; falta de docentes para atender la demanda estudiantil, desorganización administrativa, burocracia creciente-deficiente, y tantas otras fallas que sería largo enumerar.

Hace falta formular y poner en práctica una buena planificación educativa, vale decir una política de Estado. Pero para los fines de formulación de esta política, el concepto “educación” debe incluir toda la gama de medios operativos o complementarios por los que transitan el conocimiento, los valores y las especializaciones, y se modifican patrones de comportamiento. Pese a que la docencia exige cuantificar tendencias y objetivos, los aspectos más fácilmente cuantificables de la educación formal no constituyen los problemas más importantes en relación con el desarrollo social.

Reunir un número determinado de niños y jóvenes en edificios llamados escuelas, al cuidado de personas llamadas maestros, durante una cantidad determinada de días y de años, no es en sí un fin legítimo, es medio potencial para alcanzar diversos fines, algunos de los que pueden lograrse por diferentes métodos (sin el edificio escolar y sin el maestro), en tanto que otros no pueden alcanzarse en la escuela sin algunas condiciones previas mínimas en cuanto a la vida familiar, nivel de vida y canales de movilidad y participación social.

Es preciso tener presente que, aparte de los vehículos de socialización tradicionales –como la familia— los agentes educativos se han multiplicado en forma extraordinaria. La propia familia tiene cada vez más dificultades para competir con la televisión, el cine, la radio, los periódicos, las revistas de historietas, las asociaciones formales e informales, los grupos de pares, etcétera. Dentro de ellos, el mayor agente de socialización está constituido por los medios de comunicación de masas, sobre todo en los sectores urbanizados y “modernos” de nuestra sociedad.

Estos medios no solo hacen una competencia a la educación formal cada vez más difícil de superar, sino que transmiten modelos de conducta, aspiraciones, valores, etcétera, generados en las sociedades desarrolladas, que tienden a expandirse en sectores receptores con bastante independencia del grado en que pueden corresponder a sus necesidades o del grado en que pueden contradecirlas.

Los medios de comunicación de masas constituyen así un aparato de socialización formidable, que escapa en gran parte a toda acción del Estado, que difícilmente admite una acción planificada y que tiene tanto o más influencia básica que la educación formal, mucho más controlable y planificable.

Esos medios casi no han sido considerados en la planificación de la educación en Panamá y demás países de América Latina; a esta omisión se agrega una confianza demasiado optimista en que la mera ampliación del sistema escolar permitirá alcanzar todos los fines asociados con muy distintas connotaciones del concepto “educación”. Lamentablemente, en Panamá, sobre todo en los últimos siete años (2009-2016), se ha dejado de lado la consideración seria de estos fundamentos doctrinales, por lo que no ha sido posible la formulación y consiguiente desarrollo de políticas y planes concretos para la debida modernización de la educación nacional.

Corresponderá entonces al próximo Presidente de la República, elegido en mayo de 2019, asumir la responsabilidad de hacer una selección inteligente al escoger a la persona que ocupe el despacho del Meduca: un profesional culto, honesto, digno y capaz de impulsar enérgicamente el desarrollo de la educación nacional en todos sus niveles de enseñanza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código