Mitos y leyendas sobre los embalses

Muchas comunidades están aguas abajo de embalses con más de 20 años de operación, como La Yeguada, Fortuna, Bayano, La Estrella y Los Valles. A todas les llega agua de calidad.

9 DE JUNIO

Constantemente leo artículos que opinan sobre las represas, los embalses y las obras hidráulicas. Muchas apreciaciones se repiten sin tener un fundamento válido. Como técnico y docente considero que debo ilustrar a mis amigos, familiares y al público en general sobre la realidad de este tema.

Mito: las represas consumen el agua de los ríos. Realidad: falso, todos los embalses retienen el agua en su viaje hacia el mar, tal como ocurre con el lago Gatún, se aprovecha su fuerza ya sea para pasar buques o para producir energía, luego continúa en su viaje al mar, no se pierde ni una gota.

Mito: los embalses se convierten en aguas turbias, verdosas y mal olientes. Realidad: falso, sin ser un especialista en medio ambiente puedo ver las aguas cristalinas de los lagos en Panamá, donde hay peces y es usado como balneario, de hecho es la fuente para el agua potable de las ciudades de Panamá, Colón y el sector oeste, al igual que para la potabilizadora de Gualaca. Muchas comunidades están aguas abajo de embalses con más de 20 años de operación, como La Yeguada, Fortuna, Bayano, La Estrella y Los Valles, que son testigos de la calidad de agua que les llega.

Mito: los embalses son causantes de los desplazamientos humanos. Realidad: durante la década de 1980 se dio el desplazamiento de poblaciones para la creación de embalses (Bayano), pero esto fue superado en todo el mundo hace muchos años. Hoy día el desplazamiento humano es casi cero, sobre todo en Panamá, si alguien sabe cuántos desplazados ha habido en el rio Chiriquí Viejo que lo sustente con datos. Porque sé muy bien, que en las empinadas laderas de este río no puede vivir nadie. Igual ocurre en otros ríos similares, pero se sigue repitiendo este mito sin probarlo.

Leyenda: los embalses son responsables de la falta de agua potable en las ciudades. Realidad: falso, más del 80% (datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO)) del agua que cae en Panamá escurre al mar sin ser usada o tocada por el hombre. Que no se hayan construido las estructuras adecuadas para captar y procesar el agua de los ríos para uso humano es negligencia de los gobiernos. Un claro ejemplo es la ciudad de David, millones de galones de agua van al mar y la población no tiene agua potable.

La solución de este problema sería construir embalses para uso humano.

Leyenda: Los embalses producen deforestación. Realidad: es cierto, sin embargo, un reporte del Ministerio de Ambiente, Ministerio de Desarrollo Agropecuario y de la FAO reportan 38 mil hectáreas de deforestación anual entre los años de 1992 – 2000. He sumado el área de todos los embalses construidos desde 2000 hasta la fecha y suman 2 mil hectáreas (133 hectáreas por año). ¿Son los embalses causantes de la deforestación del país? Si leemos el reporte descubriremos que los principales causantes de la deforestación del país son los que hoy día se oponen a los embalses.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código