Trabajo infantil: rediseñar campañas publicitarias

16 DE JUNIO

Desde hace varios lustros vengo escribiendo notas de prensa sobre el trabajo infantil en medios escritos como La Estrella de Panamá (“El Trabajo Infantil”, viernes 4 de julio de 1997) La Prensa (“Programa para erradicar el trabajo infantil”, sábado 16 de agosto de 1997), como parte de mi anterior labor de oficial de prensa del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

Por sus implicaciones sociales, este es un tema que ha sido recurrente en el quehacer del periodismo escrito, de radio, televisión e internet, abordándolos en sus diversos matices.

Aunque las cifras indican que el trabajo infantil en Panamá ha bajado en un 50%, según informes del Mitradel, sin el ánimo de contrariar, considero que hay que replantearse el asunto del cómo afrontarlo, pues estamos hablando de más de 15 años de campaña para concienciar sobre este tema.

Anualmente, estos programas de sensibilización en medios de comunicación social son costosos, y si sumamos a esto los desembolsos en suéteres, panfletos, globos, etcétera, la cifra se multiplica. Mientras no veamos el asunto como sociedad, en forma integral, estas campañas seguirán siendo, a mi entender, eternas y sin óptimos resultados.

Según las estadísticas, las cifras han bajado considerablemente, pero como es un supuesto, debemos ver estos números como el reflejo de una parte del problema, agregándole realmente el doble de la cantidad de menores laborando en Panamá.

Las encuestas tienen focalizadas las áreas donde se presenta la mayor incidencia del trabajo infantil, y también revelado que en la mayoría de los casos en los que se han encontrado a niños laborando es porque provienen de familias de muy escasos recursos, o es un asunto cultural donde todos los integrantes de un clan deben aportar a la manutención del hogar.

Entonces, se deben dirigir las investigaciones, para erradicar este flagelo, hacia las comunidades donde se acentúa el problema. Hay que incursionar en las áreas donde no llegan las campañas publicitarias, rediseñándolas con voceros que se apersonen a estos sectores para sustentar las razones del por qué los niños no deben trabajar, sino estudiar.

Plantearles que es una inversión que hace la familia a futuro, que redundará en su propio beneficio y los sacará de ese círculo de pobreza, sumándolos a los aportes socioeconómicos con que cuenta el Estado para apoyar ésta gestión, tales como los programas de asistencia económica escolar, la red de oportunidades, entre otros, y brindarles asesoramiento para que cambien su cultura de subsistencia por otras más rentables, perdurables y cónsonas con el ambiente.

En fin, enfocar estos gastos anuales en capacitar directamente a estos sectores, dejar de hacerse publicidad con esta irregularidad e imponer sanciones más severas a los empresarios que insisten en patrocinar el trabajo infantil.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código