Adolfo Linares, John Bennett e Irene Giménez (de Izq. a Der.) organizan este foro internacional.
Adolfo Linares, John Bennett e Irene Giménez (de Izq. a Der.) organizan este foro internacional.
El gerente de Tocumen, Joseph Fidanque III, presentó ayer el proyecto logístico de carga a Coel.
El gerente de Tocumen, Joseph Fidanque III, presentó ayer el proyecto logístico de carga a Coel.
En promedio, 231 mil 994 personas se movilizan diariamente durante los días laborables en la primera línea ferroviaria del país.
En promedio, 231 mil 994 personas se movilizan diariamente durante los días laborables en la primera línea ferroviaria del país.
La línea 1 del Metro cuenta con 20 trenes, cada uno compuesto por 3 vagones, lo que hace un total de 60 vagones.
La línea 1 del Metro cuenta con 20 trenes, cada uno compuesto por 3 vagones, lo que hace un total de 60 vagones.
Michelle de Guizado reemplazará a Ernesto Reina, quien estuvo al frente de Apavit por 10 años.
Michelle de Guizado reemplazará a Ernesto Reina, quien estuvo al frente de Apavit por 10 años.
El presidente de la Capac, Iván De Ycaza, indicó que la ‘burocracia excesiva’ a la hora de tramitar permisos eleva los costos de construcción.
El presidente de la Capac, Iván De Ycaza, indicó que la ‘burocracia excesiva’ a la hora de tramitar permisos eleva los costos de construcción.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’.  Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’. Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’.  Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’. Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’.  Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’. Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’.  Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.
Si bien es cierto que la mujer lleva múltiples responsabilidades sobre sus hombros, el acto de dar a luz y crear una vida es el rol que la cataloga como la ‘cuidadora por excelencia’. Gracias al apego entre madre e hijo, que se fortalece por medio de la lactancia, el arrullo y los mimos brindados especialmente en los primeros tres años del bebé, es ella la gran protagonista de la película llamada ‘vida’. Por eso, hoy y siempre le decimos ‘¡Gracias, mamá!’.