Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  16 / 32 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 16 / 32 Next Page
Page Background

Francisco

el papa latinoamericano

Fczarnowski (CC BY 2.0)

Gentileza Cáritas.

Lamano derecha del Papa

en los cambios que vienen

su voz y tomar decisiones sin que todo de-

penda de la aprobación del Obispo de Roma.

Tal como lo indicó el Concilio Vaticano II y

jamás se llevó a cabo.

Rodríguez Maradiaga sintetizó así la misión

que le encomendó el Papa: “

El objetivo de la

reforma es el de racionalizar y agilizar. En

este momento hay alrededor de 30 diferentes

dicasterios, entre secretariados, consejos y

congregaciones. ¿Cómo podría un gobernador

reunir a todos sus ministros con una cierta

regularidad? En el pasado se hacía una vez o

dos veces al año. ¿Cómo una institución puede

salir adelante de esta forma? Hay que hacer

reuniones y consultas más frecuentemente.

Así, se puede decir que la simplificación favo-

recerá la colegialidad. Esto es importante

”.

Respecto de la reticencia de un grupo de

cardenales conservadores a avanzar con la

modernización de la Iglesia, el hondureño

explicó: “

Creo que el verdadero problema no

El hondureño Óscar Andrés Rodríguez

Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, un

salesiano de 72 años, es el responsable de

coordinar las tareas del consejo de nueve

cardenales que el papa Francisco creó para

reformar la curia romana y el gobierno de la

Iglesia universal. Su misión es hacer reali-

dad aquello que pregonó Francisco desde el

inicio de su papado: una Iglesia pobre y para

los pobres, con pastores “con olor a oveja”,

dispuestos a llevar la Palabra de Dios “a los

confines existenciales” del pueblo cristiano.

El cardenal sabe que enfrenta resistencias

en varios frentes de esa reforma, que abarca

desde la forma de gobernar el Vaticano de un

modo más descentralizado y ágil, hasta reor-

ganizar el sistema de comunicación y el de

justicia de la Santa Sede. Pero tiene la férrea

convicción de que, con el paso del tiempo,

el sueño de Francisco se hará realidad: una

Iglesia con una conducción colegiada, donde

cada obispo de cada diócesis pueda hacer oír

“El pueblo deDios está con Francisco”

La conmoción mundial por la elección de Francisco ya es

cosa del pasado. Los medios del mundo se habituaron a un

papa que hace lo que dice, vive como piensa y encarna el

mandato de Jesús de ser un pastor amoroso y protector de

sus ovejas. Pero para el cardenal Rodríguez Maradiaga, el

“efecto Francisco” aún no ha acabado. “

Antes de nada, el

pueblo de Dios está encantado frente al Papa: no era solo una

luna de miel la de las primeras semanas o la de los primeros

meses. La demostración radica en toda la gente que asiste a

las audiencias generales. Segundo: muchísima gente en todo

el mundo reza por el Papa. ¡Es algo extraordinario! En donde

me encuentre, me piden: ‘Dígale al Santo Padre que estamos

rezando por él’. Y en tercer lugar, los gestos del Papa están

recuperando amuchos católicos que se habían alejado de la

Iglesia. Las confesiones están aumentando, la gente viene a

confesarse y dice que lo hace porque le ha sorprendido el tes-

timonio del Papa. He escuchado esto en España, en Alemania,

en Italia, en Francia e, incluso, en Noruega

”.

es el debate sobre ciertos puntos de doctrina

moral o sobre la disciplina de los sacramen-

tos, como pareció surgir con las polémicas

en los medios durante el reciente Sínodo

Extraordinario. En cambio, creo que el verda-

dero punto es el magisterio social del Papa,

que representa la doctrina social de la Igle-

sia, toda la doctrina social. Hay poderes a los

que no les gusta que se digan ciertas cosas

sobre los pobres, sobre las consecuencias de

la globalización, sobre la idolatría del dinero,

sobre el mercado divinizado que se convierte

en una verdadera esclavitud

”.

Fczarnowski (CC BY 2.0)

PÁGINA

16