Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  3 / 32 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 3 / 32 Next Page
Page Background

Francisco

el papa latinoamericano

Francisco cuenta cómo

descubrió su vocación religiosa.

“Uno lo busca, pero Dios

te encuentra primero

el entonces cardenal Bergoglio ante los perio-

distas Francesca Ambrogetti y Sergio Rubin,

que lo entrevistaron para el libro

El jesuita

.

Sin embargo, Regina asistió a la ceremonia

de ordenación de su hijo. Y no solamente eso:

cuando Jorge Mario descendió del escenario en

el que fue ordenado, ella lo esperó de rodillas

para pedirle su bendición.

Al revisar los motivos que lo llevaron a ingre-

sar en la orden de los jesuitas, Bergoglio con-

taba: “

Entré a la Compañía de Jesús atraído

por su condición de fuerza de avanzada de la

Iglesia, que habla en un lenguaje castrense,

basado en la obediencia y la disciplina, pero

que está orientada a la tarea misionera

”.

Ordenado a los 33, en apenas cuatro años Jorge

Mario Bergoglio llegó a ser designado como

nuevo Superior Provincial de los jesuitas, la

máxima autoridad de la Compañía de Jesús

en la región. A partir de ese nombramiento,

quedaba a cargo de nada menos que 166

sacerdotes, 32 hermanos y 20 estudiantes.

Bergoglio asumiría la función de dirigir a los

jesuitas durante una época complicada para la

Argentina y los demás países de Latinoamérica.

La convulsión social y la violencia política se

estaban instalando como respuesta a las dic-

taduras militares y los gobiernos opresivos. El

líder de los jesuitas enfrentaría esa tarea con el

coraje y la compasión que lo caracterizaban. No

obstante, eso no evitaría que las turbulencias

lo alcanzaran en el seno mismo de su vida sa-

cerdotal, de la que hablaremos a lo largo de las

próximas páginas de esta obra.

de queme estaban esperando. Eso es la expe-

riencia religiosa: el estupor de encontrarte con

alguien que te está esperando. Desde esemo-

mento, paramí, Dios es el que te primerea. Uno

lo está buscando, pero Él te encuentra primero

”,

relataba medio siglo después.

La primera reacción de sumadre, Regina Sívori,

cuando supo que su hijo mayor quería ser

sacerdote, fue de rechazo. “

Cuando entré al se-

minario, mamá nome acompañó. Durante años

no aceptómi decisión. Finalmente lo hizo, pero

poniendo cierta distancia. ¡Ojo! Ella era una

mujer religiosa, practicante, pero consideraba

que todo había sucedido demasiado rápido, que

requeríamucho tiempo demaduración

”, explicó

a vocación sacerdotal del joven Jorge Mario

Bergoglio se reveló inesperadamente el 21

de septiembre de 1953, cuando se disponía a

celebrar el Día del Estudiante y el comienzo

de la primavera, que en Argentina coinciden

en fecha. Esa mañana, antes de reunirse con

sus compañeros de escuela para salir a feste-

jar, Jorge Mario decidió pasar por la Iglesia de

San José de Flores, la parroquia que frecuen-

taba. Allí se encontró con un sacerdote que

le transmitió una profunda espiritualidad, y

decidió confesarse con él.

En esa confesiónme pasó algo raro, no sé qué

fue, perome cambió la vida; yo diría queme

sorprendieron con la guardia baja. Me di cuenta

Jorge Mario

Bergoglio, en

sus primeros

tiempos

como jesuita.

L

“E

ntré a la

C

ompañía

de

J

esús atraídopor su

condiciónde fuerzade

avanzadade la

I

glesia

,

basada en laobediencia

y ladisciplina

,

pero

orientadaa la tarea

misionera

”.

PÁGINA

03