Ocho horas antes de reabrirse la frontera de Paso Canoa

Transportistas de Costa Rica cerraron el paso a la carga en la frontera de Paso Canoa el sábado 24 de agosto, en rechazo a lo que califican de prepotencia del Senafront. La medida duró cinco días. Panameños y ticos siguen inconformes.
Turistas ingresan a Panamá el miércoles 28. Los transportistas decían que la única manera de resolver el problema era que también impidieran el movimiento de turistas. Turistas ingresan a Panamá el miércoles 28. Los transportistas decían que la única manera de resolver el problema era que también impidieran el movimiento de turistas.
Turistas ingresan a Panamá el miércoles 28. Los transportistas decían que la única manera de resolver el problema era que también impidieran el movimiento de turistas.

En la frontera de Paso Canoa lo que reinaba la mañana del miércoles, 28 de agosto, día en que se reabrió, era la desinformación. Era el quinto día de paralización del transporte de carga, y muchos transportistas aún esperaban “el resultado de las negociaciones”, con la esperanza de que todo terminara; mas, como todos los días anteriores, ninguna comisión oficial analizaba el tema en el área y nadie en el lugar traía noticias oficiales a las partes que estaban en el conflicto.

Ese día, como una medida desesperada, los transportistas de Honduras, Guatemala y Nicaragua pidieron hablar con el jefe del destacamento del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Roger Mojica, ya que los transportistas ticos y panameños les habían dicho que no tenían inconveniente de que ellos cruzaran y el primer camión en la fila hacia Costa Rica Rica era panameño. El guatemalteco Edgar Muñoz relató que la respuesta que obtuvieron fue que si allá del otro lado dejaban pasar a los panameños ellos también abrían la frontera.

“Yo le pregunté que si la huelga era de la policía o de los transportistas que están inconformes con las boletas que les habían impuesto, y no me dio ninguna respuesta”, dijo Muñoz.

En Aduanas, Migración y la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre todo operaba con normalidad. En las ventanillas, los turistas hacían sus trámites de ingreso o salida del país. Funcionarios de Aduanas y agentes de Senafront por momentos caminaban por el área y conversaban con alguno de los camioneros, y luego se retiraban.

EL CIERRE

El paro lo empezaron los ticos el sábado porque habían detenido entre 12 y 14 camiones por incumplir disposiciones de seguridad en la carretera, como llantas lisas y no tener equipos de seguridad, y para pagarla tenían que ir hasta la oficina en David, y tendrían que esperar hasta el lunes.

Y la negociación que todos esperaban había sido una conversación de cancilleres como parte de una reunión del Sistema para la Integración Centroamericana programada para el lunes 26 de agosto en la que “aprovecharon para conversar sobre el tema en la frontera y adelantar un acuerdo”, como explicó la dirección de Comunicación Institucional del gobierno de Costa Rica a través de un comunicado. “La parte diplomática ya la hemos manejado”, fue la respuesta del canciller panameño Fernando Núñez Fábrega cuando se consultó a su equipo de prensa.

A eso de las 3:00 p.m. del martes 27 los transportistas recibieron un comunicado con siete puntos acordados, mas, la hoja no tenía firmas ni sellos oficiales y aunque estaba fechado el 26 de agosto, decía que era de 2012. A la mayoría le molestó la nota. 

A los panameños porque no se hablaba de sus reclamaciones por los robos de los camiones y sus mercaderías (81 en total desde 2010 a la fecha), así como tampoco de los cobros excesivos de impuestos que les hace Costa Rica sobre el vehículo y la carga robada. A los ticos, porque en la nota no se establecía en blanco y negro que los agentes del Senafront dejarían de detenerlos en la frontera y les darían los 30 días para pagar sus boletas.

El techo, como le llaman los transportistas al lugar por donde pasan los furgones tras cumplir su papeleo y revisión, era el punto donde panameños y centroamericanos esperaban por las noticias y donde, de tiempo en tiempo, se enfrascaban en discusiones por las repercusiones económicas que cada día de paro le acarrea a cada uno: tener que pedir prestado para comer, bañarse en quebradas, caminar a diario varios kilómetros o pagar a un taxi para que los lleve hasta la frontera para poder comer y resolver otras necesidades. Y todo esto, alegaban algunos, sin haber cobrado aún porque el pago lo recibirían cuando entregaran la carga.

A las 6:00 p.m del miércoles los camiones comenzaron a pasar de lado y lado, luego de que las autoridades ticas (la propia presidenta Laura Chinchilla y el viceministro de Comercio Exterior, Fernando Campos) hablaran con los transportistas y se comprometieran a atender su situación.

HISTORIAS PERSONALES

En esas condiciones estaban todos, panameños y centroamericanos. Hamacas colgadas debajo de los camiones o cartones eran usados para resguardarse del sol que quemaba la piel y la sofocante temperatura que había en el lugar. La fila empezaba cerca de la localidad de Portón,  a unos cinco kilómetros de la zona limítrofe.

Allí, el panameño José Guevara, de 20 años, estaba claro en que estaba varado allí “por culpa de los ticos”. La vez anterior “se salvó”, dijo, porque se enteró de lo que sucedía cuando estaba en Honduras, así que tomó otra ruta –la de Limón, Changuinola.

“Nosotros no hacemos un viaje si no estamos bien de llantas, son las normas. Si la llanta está lisa, si el vagón se está mojando, no nos dan viaje; si quieres estar en el transporte tienes que cumplir los requisitos”, agregó tajante.

Él vive cerca de donde quedó varado, así que la mañana anterior había ido a su casa y trajo desayuno para varios de los que estaban cerca. Dice que la situación en la Zona Libre de Colón está mala y hay menos trabajo. Asegura que hace un mes estuvo parado varias semanas y remarcó que la mayoría de los que estaban en la fila son empleados y si no se mueven no ganan.

David Rodríguez también estaba en la fila. Él es hondureño y lleva diez años como transportista de carga internacional. Dice que nunca ha tenido problemas para pasar porque sabe las leyes y las cumple.

Gabriel González es uno de cinco miembros de la familia que estaban varados, mas, no perdían el humor. Son de Herrera y todos cargaban camiones, tienen 15 años en eso y tienen unos siete vehículos para transportar carga internacional. Ellos estaban allí desde el sábado a mediodía y además de lamentar las pérdidas y no tener dónde bañarse, se quejaron de que por las noches no había seguridad, ya que ningún agente policial vigilaba el área por si alguien intentaba asaltarlos.

“Los ticos quieren todo lo ancho para ellos. Acá nunca se roban los camiones”, aseguró González, quien relató que a dos miembros de su familia les pusieron una AK-46 en el pecho del lado tico para robarles su camión y su carga. “Solo roban a panameños porque saben que la carga es valiosa”, agregó.

Lo que dicen los panameños lo confirma el presidente del Sindicato de Camioneros de Chiriquí, Fernando Ríos Lezcano, quien se reunirá el próximo 3 de septiembre con las autoridades para atender los problemas del transporte de carga panameño, entre ellos, los robos de que son víctimas cuando transitan por Costa Rica.

Estadísticas del Sindicato que también maneja el Senafront indican que de 2010 a la fecha les han robado 81 furgones con sus cabezales y carga, los cuales no han aparecido. Esos equipos de trabajo les cuestan como mínimo 35 mil dólares y, según Ríos, lo mínimo que  llevan en mercancía son 60 mil dólares.

“Estamos buscando saber de dónde se fuga la información”, agregó Ríos, en alusión a que siempre los asaltados son panameños y, sobre todo, camioneros que llevan mercancías de valor.

Hoy se cumplen tres días de haberse reabierto la frontera al tráfico de carga internacional y tanto costarricenses como panameños están inconformes porque se perdió tiempo y dinero, y los problemas que ambos denunciaron no se han resuelto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Recomiendan mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

ENCUENTRO Schwarzenegger a los jóvenes en cumbre de clima: 'Lo lograremos'

Arnold Schwarzenegger. Arnold Schwarzenegger.
Arnold Schwarzenegger. AP

"Gracias a personas como ustedes, lo lograremos", dijo el martes el exgobernador de California Arnold Schwarzenegger, a ...

calificación crediticia S&P rebaja nota de Colombia un escalón por encima de basura

El ministro de Finanzas, Mauricio Cárdenas, citó reiteradamente la posibilidad de una rebaja cuando impulsó un aumento impopular del impuesto a las ventas en el Congreso el año pasado, el cual entró en vigor en enero. El ministro de Finanzas, Mauricio Cárdenas, citó reiteradamente la posibilidad de una rebaja cuando impulsó un aumento impopular del impuesto a las ventas en el Congreso el año pasado, el cual entró en vigor en enero.
El ministro de Finanzas, Mauricio Cárdenas, citó reiteradamente la posibilidad de una rebaja cuando impulsó un aumento impopular del impuesto a las ventas en el Congreso el año pasado, el cual entró en vigor en enero. BLOOMBERG/Archivo

S&P Global Ratings rebajó la calificación crediticia de Colombia a un nivel por encima de basura, citando la debilidad ...