Cine y más Cine y más

15 may Un ‘Iron Man’ cada vez más humano

Temas:

Sé que la película  Iron Man 3 forma parte del cine más industrial de Hollywood y que fue la forma de comenzar la lucrativa temporada de verano en Estados Unidos.

Entiendo que  transmite la típica ideología estadounidense, de que ellos son los únicos capaces de resolver los conflictos mundiales, tanto los propios como los ajenos, aunque en la vida práctica no les vaya siempre tan bien a la hora de evitar ataques terroristas.

Sé que Iron Man 3 es un producto pensando para que en Navidad le tenga yo que comprar a mi querido hijo Diego más muñecos de la Marvel (o por lo menos eso es lo que piensa mi retoño).

También soy consciente de que varios aspectos de su argumento son más que obvios, estereotipados y triviales. Y por supuesto que hay muchas explosiones injustificadas y recarga de efectos especiales.

A pesar de todo lo planteado, debo confesar que Iron Man 3 me pareció una película entretenida y dramática en la medida de sus limitadas posibilidades argumentales, y sin aspirar a ser una obra maestra del séptimo arte, que está claro que no es, me agradó de manera considerable.

Para ser un tercer capítulo de una creación comercial, este reencuentro con Iron Man tiene cierto encanto. Qué puedo decirles, sé que no es la gran cosa, pero esta saga me atrapa.

Es evidente que no supera a esos notables héroes  de tragedia griega que diseñó Christopher Nolan para sus excelentes Batman, cuya influencia está bien marcada en esta saga de Iron Man, pero esta tercera cita con el hombre metálico se deja disfrutar, al presentarnos a un Tony Stark cada vez más preocupado por ser una persona con sentimientos y debilidades emocionales, y cada vez menos desea ser un robot con grandes poderes destructivos.

Esta tercera entrega tiene más hilos conductores con Los Vengadores que con Iron Man 2, lo que lleva a que Tony Stark sea un ser humano cada vez más confundido, vulnerable, capaz de arrepentirse de sus errores y hasta coquetea con la posibilidad de ser un futuro padre de familia.

De igual forma, ya no solo brilla el descaro de ese divertido buscavidas que es el solvente actor Robert Downey Jr., sino que además tienen sus momentos de encanto los patéticos villanos encarnados por Guy Pearce y Ben Kingsley; incluso Gwyneth Paltrow, que siempre ha estado bajo la sombra en cuanto a presencia, en esta ocasión saca sus garras y se le ve satisfecha con la evolución.

En taquilla, el asunto ha salido de las mil maravillas, pues hasta el miércoles 15 de mayo ha obtenido a nivel mundial 981 millones de dólares, una cifra grande tomando en cuenta que de por sí tuvo un presupuesto de 200 millones de dólares (sin contar todos los gastos de mercadeo).

Su desempeño ha superado con creces los 585.1 millones de dólares de Iron Man (2008) y los 623.9 millones de dólares de la segunda entrega, estrenada en 2010.

Entre las tres partes, el dinero recolectado supera los 2 mil 189 millones de dólares. Lo que cumple con su principal propósito: obtener plata de forma rápida.

¿Qué les pareció Iron Man 3?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.