Cine y más Cine y más

22 ene 'Relatos salvajes', seis actos de ira y desesperación

Relatos salvajes recibió vítores en prestigiosos festivales de cine, como  Cannes, Toronto, San Sebastián, Hamburgo, Londres, Morelia y Stiges.

Esta comedia negra argentina es dirigida por Damián Szifrón.

Relatos salvajes recibió nueve nominaciones al premio Goya (España), incluyendo mejor película.

Temas:

'Relatos salvajes' está nominada al Óscar en la categoría de mejor película extranjera. 'Relatos salvajes' está nominada al Óscar  en la categoría de mejor película extranjera.
'Relatos salvajes' está nominada al Óscar en la categoría de mejor película extranjera.

Damián Szifrón, de 39 años, manejaba por una carretera por su Argentina natal cuando se le ocurrió escribir sobre cómo la ira, la desesperación y la venganza llevan al ser humano a perder el control de sus actos. 

Entonces este guionista y director de cine y televisión detuvo su automóvil en una cafetería, y redactó el borrador de un par de cuentos sin saber que serían la base de la recomendable película Relatos salvajes, ganadora de una veintena de premios internacionales y que se estrena hoy en Panamá.

Las historias giraron en torno a dos hombres que se enfrascaron en una pelea en medio de una carrera solitaria, una chica que se vengó del corrupto que le hizo daño a su familia, un señor que tomó una decisión harto de ser abusado por el Estado y una empresa privada, un rico que torció la ley para proteger a su hijo...

Cuando disfrutas de la comedia negra Relatos salvajes, Szifrón te hace un interrogatorio: ¿Qué harías si te encuentras con la persona que destruyó a tu familia? ¿Hasta cuándo aguantarás que el Estado y sus cuestionables leyes te exploten? ¿Qué salida usarás para poner en su lugar a los que te ofendieron? ¿Cómo reaccionarías si te encuentras con un conductor irrespetuoso? ¿Cómo manejarías si te enteras de que tu novio se acuesta con una de las invitadas que fue a tu boda?

Al ver los seis relatos que integran Relatos salvajes, el espectador se preguntará qué haría en el lugar de los personajes de esta maravillosa producción argentina: ¿se rebelaría, se liberaría o nunca perdería la cordura?

Aunque son episodios virulentos y extremos, el sentido del humor nunca desaparece, incluso las risas colaboran a que sea menos traumático el proceder y el destino de los personajes.

El típico final feliz de las comedias buena gente de Hollywood no tiene cabida en Relatos salvajes. Todos los episodios reivindican, de alguna manera, a las víctimas y, en ocasiones, a los victimarios cuando ambos traspasan las fronteras de lo civilizado y se dejan arrastrar por las acciones más bárbaras y primarias.

CUANDO LA IRA ES LLEVADA AL MÁXIMO

Damián Szifrón encontró con su magnífica película Relatos salvajes (Argentina) el punto medio entre literatura y cine, al usar el recurso del relato breve y fusionarlo con el lenguaje audiovisual en una amalgama exquisitamente retorcida en torno a lo dulce que es la venganza y cómo aparece la violencia cuando los hechos o las circunstancias sacan de su eje a la mente humana más racional.

Szifrón ideó 15 historias, de las que usó seis para Relatos salvajes, mientras recorría Colonia (Uruguay) y comunidades argentinas como la Patagonia y Córdoba.

Estos episodios cinematográficos ocurren en tiempo presente, pero todos muy distintos entre sí en cuanto a escenarios y personajes, aunque los une la temática de la ausencia de control y la venganza, la mayoría desde la comedia negra y otros pasan por el thriller judicial y el terror.

Los hombres y mujeres que componen Relatos salvajes son personas posesionadas por el estrés y el trauma de sobrevivir en una sociedad corrupta, desigual e injusta, dada a presionar a sus ciudadanos más vulnerables, a seres que avanzan aunque la burocracia, el individualismo y el consumismo les ponen trabas para que avancen en paz.

DESESPERACIÓN

Este creador, que dedicó su filme a su padre porque este le enseñó a querer el séptimo arte desde que era un niño, sabe lo que es perder los estribos, aunque sin resultados trágicos.

En una ocasión, estaba con su esposa en un restaurante y el mozo y el cocinero anunciaron de forma brusca y sorpresiva que cerraban el establecimiento.

Szifrón dijo que se llevaría el vino y las copas a un parque cercano, pues ya había pagado por los tragos y que regresaría los envases apenas terminara, idea que no gustó para nada a los del local, quienes amenazaron a la pareja, y terminó el cineasta dando y recibiendo puñetes y fue a juicio.

¿Cuál fue la sentencia para este realizador que sigue los pasos de otros directores argentinos contemporáneos como Lucrecia Martel, Pablo Trapero, Israel Adrián Caetano y Bruno Stagnaro? Enseñar séptimo arte a jóvenes durante un año.

Relatos salvajes plantea que la venganza es un acto desesperado del oprimido, un camino para derribar a los opresores y es usada como reemplazo de una justicia que no siempre actúa.

El espectador de seguro se identificará con alguno de los personajes de Relatos salvajes, ya sea el ciudadano que está cansado de que el sistema se aproveche de él, la novia engañada o el padre de familia desesperado por salvar a su hijo metido en un tamaño problema.

Los seres que por distintas razones alteran las leyes o las normas o lo establecido son una constante en la filmografía de Damián Szifrón, pues es un conflicto que aparece en películas suyas anteriores como El fondo del mar (2003) y Tiempo de valientes (2005), aunque es en Relatos Salvajes donde alcanza la cima de la excelencia.

Al estudiar Relatos salvajes el porqué la gente pierde los estribos, se deja arrastrar por la desesperación y se convierte en un ser hostil, se hermana con otras producciones que también lo han analizado en el pasado. Algunos de esos largometrajes son Los monstruos (1963, Italia), de Dino Risi; Un toque de violencia (2013, China), de Jia Zhangke; y Un día de furia (1993, Estados Unidos), de Joel Schumacher, aunque Relatos salvajes lo hace con un tono de suspenso al estilo de series de televisión compuestas por múltiples relatos como Cuentos asombrosos (1985-1987) y Alfred Hitchcock presenta (1955–1962), ambas de EU.

¿Qué opinión les mereció Relatos salvajes? ¿Cuál de las seis historias de esta película les gustó más? ¿Cuál es su película favorita de Ricardo Darín y por qué?

Pueden encontrarme en Twitter: DanielDomnguez1

y en Instagram: daniel.dominguez2006

 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.