Los vestuarios de un clásico del cine

Los vestuarios de un clásico del cine
Los vestuarios de un clásico del cine

La muestra Star Wars and the Power of Costume, que arrancó su andar en 2015 en el EMP Museum de Seattle y actualmente está en Nueva York, le habla al fan de La guerra de las galaxias sobre el simbolismo de los vestuarios de sus hombres, mujeres y robots, así cómo y quiénes diseñaron sus atuendos.

+info

Con 'Los ocho odiosos', Quentin Tarantino ha perdido el toque'Brooklyn': transición a una nueva vida

Para cumplir con este proceso de formación, los curadores de esta exposición no solo echaron mano de la ropa original y accesorios verdaderos (armas y sables de luz), sino también de cortometrajes (en los que entrevistan a los diseñadores, productores y actores), dibujos, bocetos, maquetas y materiales (se pueden tocar las telas para sentir sus texturas), elementos que lo transportan a ese universo dominado por jedis, siths y androides.

Aunque varias de las ideas de las indumentarias fueron propuestas iniciales de George Lucas, la exhibición le da su espacio a la contribución ofrecida por artistas conceptuales como Ralph McQuarrie, John Mollo, Nilo Rodis-Jamero, Aggie Guerard Rodgers, Trisha Biggar, Iain McCaig, Doug Chiang, Dermot Power, Sang Jun Lee, Ivo Coveney y Stian Dahlsett, sin olvidar a los anónimos artesanos que cosieron sus ideas en fábricas en Estados Unidos, China, Hong Kong y la India.

 LOS BUENOS

Star Wars and the Power of Costume, que tardó nueve años en ser desarrollada, va más allá de observar los finos ajuares de la reina Amidala o la tenebrosa indumentaria de Darth Vader, ya que también permite recordar que este clásico del séptimo arte sobre héroes y villanos en lejanos planetas, colabora a la construcción de la cultura pop mundial desde sus producciones, series de televisión, videojuegos, cómics y libros.

REMINISCENCIAS

Las referencias de Star Wars no se detienen en el imaginario de George Lucas y su equipo de trabajo, sino que además ofrecen un ecléctico recorrido por el arte, la mitología y la historia de la humanidad.

Por ejemplo, la ropa de Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi, a cargo de John Mollo, diseñador de los episodios IV y V, es una referencia directa a los monjes medievales, así como a elementos de los kimonos japoneses y algo de la pinta de los samuráis, lo que da como resultado una imagen que denota humildad y espiritualidad.

Apreciación

En esta iniciativa usted podrá apreciar los vestuarios y las armas presentes en los siete largometrajes de la saga ‘Star Wars’.



Mientras que las vestimentas de la reina Amidala tienen fuertes lazos con la corte imperial de la China, combinados con influencias de los pintores ingleses del siglo XIX, más reminiscencias a la época isabelina (entre 1558 y 1603 ) y sus texturas y colores también recuerdan a las prendas de algunas tribus africanas, una propuesta de Trisha Biggar, vestuarista en los episodios I, II y III.

El ropaje de la princesa Leia, cuando fue esclava sexual de Jabba the Hutt, es una recreación moderna de las ropas que usaron las actrices Myrna Loy en The Desert Song (1929), de Roy Del Ruth; Yvonne DeCarlo en Slave Girl (1947), de Charles Lamont y María Montez en Raiders of the Desert (1941), de John Rawlins.

El amor de la princesa Leia, el aventurero Han Solo, es una alusión a la forma de vestir y de ser de los valientes y rebeldes vaqueros que aparecieron en clásicos del western como High Noon (1952), de Fred Zinnemann; The Good, the Bad and the Ugly (1967), de Sergio Leone y Río Lobo (1970), de Howard Hawks.

Por su parte C-3PO, el conocido androide de protocolo, es un homenaje al robot María, estrella de la película muda alemana Metrópolis (1927), de Fritz Lang.



LOS MALVADOS

Uno de los atractivos de esta saga audiovisual sobre la lealtad y la traición, el honor y la virtud, son aquellos que pertenecen al lado oscuro del conocimiento.

En Star Wars and the Power of Costume usted aprenderá que la túnica del malvado Darth Maul, el Lord Sith de The Phantom Menace, guarda referencias a los ninja japoneses.

O que la armadura del cazador de recompensas Boba Fett iba a ser inicialmente blanca, aunque después pasó a tonos grises y sombríos a cargo de Joe Johnston.

De todos los villanos nadie supera a Darth Vader. Su diseño fue una responsabilidad del artista Ralph McQuarrie, a partir de conceptos de George Lucas.

Fue este personaje, influenciado por la actitud y vestimenta de los samuráis, uno de los que más interesó a los ejecutivos de la 20 Century Fox para dar luz verde al rodaje de lo que sería más tarde Star Wars: Episode IV - A New Hope (1977).

BATALLAS

Las épicas batallas militares son un segmento indispensable de Star Wars.

De allí que la muestra Star Wars and the Power of Costume le recuerda al espectador que la imagen de los soldados de los episodios IV y V, es una alusión a los estadounidenses y alemanes que participaron durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

En vidrieras también se pueden apreciar los sables de luz usados por Darth Vader en Revenge of the Sith (2005), el de Darth Maul en The Phantom Menace (1999) y el del conde Dooku en Attack of the Clones (2002) y Revenge of the Sith.

De igual manera, hay espacio para las armas como la DT-57 Heavy Blaster, usada por el general Grievous en Revenge of the Sith, y las utilizadas por los stormtrooper en A New Hope (1977) y Return of the Jedi (1983).

DATOS

Star Wars and the Power of Costume, que se recorre en unos 45 minutos, está abierta en el Discovery Times Square de domingo a martes, de 10:00 a.m. a 7:00 p.m.; los miércoles y jueves, de 10:00 a.m. a 8:00 p.m., y los viernes y sábado, de 10:00 a.m. a 9:00 p.m.

La entrada para los adultos es de $27.50, niños entre los 4 y los 12 años ingresan al pagar $20.00, el boleto para las personas mayores de 65 años les cuesta $24.00 y los chicos hasta los 3 años entran gratis.

Después de la Gran Manzana esta muestra itinerante estará del 13 de noviembre de 2016 al 2 de abril de 2017 en el Museo de Arte de Denver (Colorado, Estados Unidos).

Luego se agregarán nuevos destinos dentro de la unión americana, hasta terminar su viaje en California, en 2020.

Star Wars and the Power of Costume es una responsabilidad del Smithsonian Institution Traveling Exhibition Service, el Lucas Museum of Narrative Art y la empresa Lucasfilm.

Edición Impresa