PERIODo. UNA CORTA PRESIDENCIA Y MUY COMPLICADA.

Ciro Luis Urriola Garrés

Hemos decidido que en estas páginas de ‘Raíces’ les traeremos a veces, o sea paulatinamente, parte de la vida y milagros de las personas que por una razón u otra han ocupado la primera magistratura de este país, así haya sido por un corto período. Hoy les hablaremos del doctor Ciro Luis Urriola Garrés, médico botánico y naturalmente político. Él era el Primer Designado -hoy Vicepresidente- razón por la cual intempestivamente le tocó ocupar el m´s alto cargo, debido a la muerte del titular Ramón Maximiliano Valdés. A Urriola le correspondía la sucesión. Desde que se fundó esta República siete han sido los profesionales de la medicina que por variadas circunstancias han ocupado el siempre deseado sillón que reposa en el Salón Amarillo del palacio hoy llamado de Las Garzas. En los tiempos presidenciales de nuestro personaje de hoy, repetimos, aun al vetusto edificio, uno de los más antiguos de la capital, no se le había dado su popular y apropiado nombre. Tampoco la edificación era como la que conocemos hoy. Por eso nuestras fotografías de hoy son una, del presidente Urriola y pareciera, que no nos dejó otras tomas o si existen quedaron bien guardadas, pues no las pudimos encontrar. La otra fotografía es de la Casa Presidencial, antes de someterse a la transformación de manos del arquitecto panameño, por adopción, pero nacido en el Perú Leonardo Villanueva Myers, quien nos dejó hermosas y otras discutidas obras. Los grandes trabajos siempre y a lo largo de la historia han tenido sus favorecedores y detractores. En los textos ustedes encontrarán muchos más datos del Presidente encargado, doctor Ciro Luis Urriola, a cuyo período poco le faltaba para terminar. Hemos decidido que en estas páginas de ‘Raíces’ les traeremos a veces, o sea paulatinamente, parte de la vida y milagros de las personas que por una razón u otra han ocupado la primera magistratura de este país, así haya sido por un corto período. Hoy les hablaremos del doctor Ciro Luis Urriola Garrés, médico botánico y naturalmente político. Él era el Primer Designado -hoy Vicepresidente- razón por la cual intempestivamente le tocó ocupar el m´s alto cargo, debido a la muerte del titular Ramón Maximiliano Valdés. A Urriola le correspondía la sucesión. Desde que se fundó esta República siete han sido los profesionales de la medicina que por variadas circunstancias han ocupado el siempre deseado sillón que reposa en el Salón Amarillo del palacio hoy llamado de Las Garzas. En los tiempos presidenciales de nuestro personaje de hoy, repetimos, aun al vetusto edificio, uno de los más antiguos de la capital, no se le había dado su popular y apropiado nombre. Tampoco la edificación era como la que conocemos hoy. Por eso nuestras fotografías de hoy son una, del presidente Urriola y pareciera, que no nos dejó otras tomas o si existen quedaron bien guardadas, pues no las pudimos encontrar. La otra fotografía es de la Casa Presidencial, antes de someterse a la transformación de manos del arquitecto panameño, por adopción, pero nacido en el Perú Leonardo Villanueva Myers, quien nos dejó hermosas y otras discutidas obras. Los grandes trabajos siempre y a lo largo de la historia han tenido sus favorecedores y detractores. En los textos ustedes encontrarán muchos más datos del Presidente encargado, doctor Ciro Luis Urriola, a cuyo período poco le faltaba para terminar.

Hemos decidido que en estas páginas de ‘Raíces’ les traeremos a veces, o sea paulatinamente, parte de la vida y milagros de las personas que por una razón u otra han ocupado la primera magistratura de este país, así haya sido por un corto período. Hoy les hablaremos del doctor Ciro Luis Urriola Garrés, médico botánico y naturalmente político. Él era el Primer Designado -hoy Vicepresidente- razón por la cual intempestivamente le tocó ocupar el m´s alto cargo, debido a la muerte del titular Ramón Maximiliano Valdés. A Urriola le correspondía la sucesión. Desde que se fundó esta República siete han sido los profesionales de la medicina que por variadas circunstancias han ocupado el siempre deseado sillón que reposa en el Salón Amarillo del palacio hoy llamado de Las Garzas. En los tiempos presidenciales de nuestro personaje de hoy, repetimos, aun al vetusto edificio, uno de los más antiguos de la capital, no se le había dado su popular y apropiado nombre. Tampoco la edificación era como la que conocemos hoy. Por eso nuestras fotografías de hoy son una, del presidente Urriola y pareciera, que no nos dejó otras tomas o si existen quedaron bien guardadas, pues no las pudimos encontrar. La otra fotografía es de la Casa Presidencial, antes de someterse a la transformación de manos del arquitecto panameño, por adopción, pero nacido en el Perú Leonardo Villanueva Myers, quien nos dejó hermosas y otras discutidas obras. Los grandes trabajos siempre y a lo largo de la historia han tenido sus favorecedores y detractores. En los textos ustedes encontrarán muchos más datos del Presidente encargado, doctor Ciro Luis Urriola, a cuyo período poco le faltaba para terminar.

1_Raices_1 1_Raices_1

1_Raices_1

Médico botánico, el doctor Ciro Luis Urriola nació el 3 de junio de 1863; y aunque algunas fuentes vivas consultadas nos dijeron que nació en la ciudad capital, para otras lo hizo en Aguadulce. Si alguno de ustedes, estimados lectores, es poseedor de la verdad, mucho se agradecería que nos la comunicasen y gracias por adelantado.

Lo mismo sucede con el lugar en donde realizó sus estudios en medicina, algunos dicen que fue en Bogotá en donde se había graduado en 1884; pero Jorge Conte Porras nos dejó escrito que estudió en Dublín, Londres y París. Con el tiempo se hizo más amante de la medicina natural que de la llamada científica. Sin embargo, una conocida dama nos dijo que Urriola había operado de la cadera a su padre, figura sobresaliente de la política y Presidente también de Panamá.

Y para completar la serie de comentarios, se sabe que fue casado con María Enriqueta Leblanc, con la cual no tuvo descendencia. Sin embargo, también se refiere a que a su entierro invitó Enriquete L., sin que apareciese su apellido completo ni tampoco el de casada. Son detalles quizás íntimos, pero que por tratarse de una figura nacional por lo menos se les debe mencionar, así se dude de su veracidad.

El doctor Urriola fue el propietario (esperamos que sea así) de la Farmacia Ruiz, popular establecimiento situado en la Avenida Central, propiedad cercana a la que ocuparía posteriormente la panadería La Tahona, de Gervasio García.

Ciro Luis Urriola murió el 25 de junio de 1922 a las 3:00 a.m., en el Hospital Ancón, más tarde Gorgas y hoy Oncológico. Su fallecimiento fue producido por una falla cardiaca como consecuencia de lesiones de sus válvulas mitral y tricuspidea.

¿Cómo llegó don Ciro Luis Urriola a ocupar la presidencia del país? Pues, debido al fallecimiento repentino del doctor Ramón Maximiliano Valdés, presidente de turno y a consecuencia de un ataque (¿infarto del miocardio?) el día 3 de junio de 1918.

Pocas horas más tarde, 10:00 a.m. del mismo día, el abogado Juan Lombardi, presidente de la Corte Suprema de Justicia dio posesión del cargo de presidente de Panamá al médico Ciro Luis Urriola, quien era el designado para suceder al doctor Valdés en caso de ausencia.

Urriola había descollado hasta entonces no sólo en el campo científico, sino en el político, ya que fue miembro de nuestra primera Asamblea Constituyente y después de la Asamblea Nacional.

Su presidencia, aunque breve, ya que terminó su período tres meses más tarde, estuvo llena de complicaciones que ya se venían gestando con anterioridad.

Veamos según variadas fuentes cómo era la situación política panameña en esos momentos y cuál fue el proceder escogido por el presidente Urriola para tratar de controlar la situación.

Desde antes de la muerte de Ramón Maximiliano Valdés un grupo considerable de diputados de la Asamblea Nacional tenía la intención de introducir reformas en la Constitución. El presidente Valdés se oponía a lo anterior. La prensa, los partidos políticos y la población se encontraron divididos ante el hecho de cómo se debía proceder. La situación se volvió muy tensa. Se hacían amenazas contra la estabilidad del país. También al gobierno estadounidense ya se le veían los deseos que poco tiempo después consiguieron de intervenir e invadir al país.

Urriola, para evitar futuras y muy peligrosas situaciones, resolvió emitir el Decreto No. 80 del 20 de junio de 1918, en el cual pretendía suprimir las elecciones presidenciales que se efectuarían en septiembre de 1918, cuando Urriola también terminaba su periodo.

Tan grande fue la presión interna y externa a lo anterior, que Urriola tuvo que emitir un nuevo decreto autorizando las elecciones que él mismo trató de aplazar.

Textos: Harry Castro Stanziola Fotografías: Ricardo López Arias. Comentarios: vivir+@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Sociedad Empieza demolición de la cárcel pública de David

Las autoridades dijeron que tenían identificados a los autores del siniestro.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel Q.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Canal ampliado 99% de avance en trabajos en esclusas

Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación. Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación.
Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación. LA PRENSA/Archivo

Los trabajos menores y defectos pendientes en el tercer juego de esclusas que desarrolla el contratista Grupo Unidos por el ...

SEGURIDAD EN NAVEGACIÓN 121 actos de piratería

Infografía Infografía
Infografía LA PRENSA

Entre enero y septiembre se han registrado 121 incidentes de piratería y robo a mano armada contra buques en distintas partes ...

negocios Cinco SEM se instalarán en el país

Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año. Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año.
Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año.

Las estadounidenses Visa y McKinsey & Company, Inc., y la suiza Panalpina World Transport, son algunas de las firmas que ...