VIENE DE LA 1B. TRASTORNO BIPOLAR.

Conocer el mal para atacarlo

Conocer el mal para atacarlo
Conocer el mal para atacarlo

Hace diez años el trastorno bipolar era más conocido como psicosis maniaco depresiva.

Su origen tiene varias causas. Puede deberse a una predisposición genética -lo cual no significa que el hijo de una bipolar forzosamente padecerá la enfermedad-, la descompensación bioquímica es otra causa. Las situaciones de estrés o una vida expuesta a problemas sociales pueden desencadenarla.

Jaime Armijo, psiquiatra del Instituto Nacional de Salud, explica que este trastorno tiene buen pronóstico si la persona es tratada, al principio puede ser difícil que acepte los medicamentos, pero cuando nota los beneficios, lo usual es que se compromete.

El tratamiento más utilizado sigue siendo el litio en cápsulas, que controla las variaciones de ánimo, complementado con otros medicamentos.

La enfermedad puede desgastar a los familiares, sobre todo porque evoluciona a largo plazo, durante el cual se suceden varias recaídas.

Además, cuando la familia no conoce la enfermedad puede creer que estos episodios son un hechizo y recurrir a brujos buscando una cura que no es tal. El doctor cuenta que la nueva estrategia de atención consiste en hablarle con claridad a la familia y al paciente. "Antes el paciente era el último en enterarse, ahora se le informa y se le educa".

EI instituto de salud tiene un grupo de apoyo que se reune los jueves para que las personas expresen y compartan sus frustraciones y dudas, a la vez se les enseña sobre la enfermedad. La educación es otra medicina contra las enfermedades mentales.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL