Disfrutar entre tráfico y basura

El Festival de Diablos y Congos de Portobelo se vio inundado de carros y basura. Sin embargo, eso no opacó la diversión de los presentes.

Temas:

ÉXITO. El pueblo de Portobelo no se daba abasto con la cantidad de gente que asistió al festival. LA PRENSA/Luis Eduardo Gillén/Paola Reyes Corró ÉXITO. El pueblo de Portobelo no se daba abasto con la cantidad de gente que asistió al festival. LA PRENSA/Luis Eduardo Gillén/Paola Reyes Corró

ÉXITO. El pueblo de Portobelo no se daba abasto con la cantidad de gente que asistió al festival. LA PRENSA/Luis Eduardo Gillén/Paola Reyes Corró

1175031 1175031

1175031

El sonido de los tamboritos, los aplausos rítmicos y las voces chillonas de las cantalantes que se escuchaban a través de las bocinas del Festival de Diablos y Congos de Portobelo no fueron lo suficientemente fuertes para atenuar el ruido de los carros que, atascados en la única calle del centro del pueblo, despedían sonidos de pitos y de conductores desesperados por pasar.

Ni siquiera la autoridad del tránsito, que habilitó a 25 unidades para el festival, pudo mantener la situación bajo control. Los carros simplemente no cabían en el lugar.

Roberto Enrique King, promotor cultural y parte del equipo organizador del evento, expuso que “el tráfico fue un problema. Hicimos lo imposible con las autoridades para que no sucediera lo que sucedió... es que el pueblo es limitado: tiene una sola calle”.

El tranque demoró hasta altas horas de la noche, hasta que por fin se empezó a despejar la calle.

Lara y Brett Vu, una pareja de estadounidenses residentes en Panamá, que presenció el festival, tuvieron que esperar aproximadamente tres horas en el tranque para poder pasar a través del pueblo, en dirección a La Guaira.

Otro hecho lamentable fue el reducido número de basureros que se encontraban en el lugar. Los pocos que habían estaban abarrotados y la basura se desbordaba de ellos, ensuciando la calle y la grama.

Sin embargo el festival también se vio inundado de espectadores desde las 10:00 a.m., momento en el cual los diferentes puestos de comidas empezaban a vender carne en palito, yuca, patacones, arroz con coco, pulpo a la criolla, pescado frito y ‘sous’- el tradicional plato caribeño de patita de puerco envinagrada con pepinos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Odebrecht-Suiza Corte Suprema retira de la agenda del Pleno el amparo presentado por los Martinelli Linares

Se desconoce el paradero de Luis Enrique (Izq.) y Ricardo Alberto Martinelli Linares. Se desconoce el paradero de Luis Enrique (Izq.) y Ricardo Alberto Martinelli Linares.
Se desconoce el paradero de Luis Enrique (Izq.) y Ricardo Alberto Martinelli Linares. LA PRENSA/Archivo

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no discutirá este jueves el proyecto de fallo sobre el amparo de garantías ...

Economía Cambio climático amenaza áreas de cultivo de café

Cambio climático amenaza áreas de cultivo de café Cambio climático amenaza áreas de cultivo de café Vídeo
Cambio climático amenaza áreas de cultivo de café AFP

El café es fuente de ingresos y uno de los símbolos de América Latina, pero el futuro del clima puede tener un fuerte impacto ...