Lienzos ‘vivos’

Los tatuajes más populares son los de máscaras, dragones, figuras tribales y elementos de agua.

Temas:

1202514 1202514
1202514

Las paredes están pintadas de negro. Las decoran varios cuadros, pero resaltan dos: la réplica de la Mona Lisa y una obra de diseños chinos. De fondo se oye música de la banda Señor Loop, y en una esquina se ve una batería tan negra como la pared.

Es el estudio de tatuajes Humanoy Tattoo, en el que Tony Navarrete hace cinco tatuajes cada semana.

“Hace unos cinco años tenía cinco clientes al mes. Ahora tengo esa misma cantidad a la semana”, comenta Tony mientras llena los caps (recipientes donde se coloca la tinta) que usarán en un rato para hacerle un tatuaje al estilo japonés a Jhony, que ya está en la camilla.

En Humanoy Tattoo, más ansiosa que Jhony, espera su turno Raysa Vásquez, una joven de 20 años.

Es la primera vez que se va a tatuar. Tiene entre las manos una hoja con el dibujo de Pachamama (Madre Tierra). “Encontré un diseño del cual jamás me arrepentiré. Lo importante es que te guste y sepas que lo que te estás tatuando es arte”, cuenta.

Vásquez jura que no se arrepentirá. Sin embargo, según un estudio realizado por la Sociedad Americana de Dermatología a 196 personas tatuadas, el 55% quería borrarse su tatuaje y el 25% ya se había borrado al menos uno. Según el estudio, las razones para prescindir de los tatuajes eran la vergüenza, el rechazo social y el arrepentimiento por habérselo hecho con un motivo en especial. Por ejemplo, para proclamar su amor a alguien que ya no está en su vida.

Según Navarrete, entre los hombres -en su mayoría jóvenes- los tatuajes más populares son los que imprimen máscaras japonesas, dragones, figuras tribales, elementos de agua y los de tipo new school (diseños coloridos y fluorescentes). En el caso de las mujeres, las estrellas y los diseños pequeños están de moda.

Por años, los tatuajes fueron considerados de mal gusto. Representaban a los maleantes, marginales, marines y piratas, comenta el sociólogo Marco Gandásegui. “La sociedad exige que las personas tengan cierto comportamiento y forma estética de presentarse”, dice.

Quizá por este motivo, José Ángel Jiménez asegura que “jamás” se haría un tatuaje en un lugar visible de su cuerpo. “Yo tengo jefes. Por eso ninguno de mis tatuajes se ve. Si no te digo que tengo tatuajes, no te enteras”.

El precio para hacerse un tatuaje y removérselo depende de la cantidad de colores y de su tamaño. Tatuarse cuesta, al menos, $50, y removerlo oscila entre $150 y $400 dólares (por sesión).

Según la dermatóloga Dora Martínez, algunos peligros de tatuarse son contraer VIH o hepatitis, infección por descuido o falta de higiene, y alergia por causa de los pigmentos.

VEA Un arte rechazado

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

LIBERTAD DE INFORMACIÓN Papa Francisco reza por Malta tras el asesinato de periodista

La periodista era conocida por sus intrépidos reportajes. La periodista era conocida por sus intrépidos reportajes.
La periodista era conocida por sus intrépidos reportajes. AP

El papa Francisco envió este viernes 20 de octubre una carta de condolencias al gobierno de Malta por el asesinato de la ...

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’. Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’. Especial para La Prensa/Flor Bocharel

"Yo estoy contento, cuando el pueblo está contento", así respondió el presidente Juan Carlos Varela cuando se le cuestionó ...

Salud y Ciencia La mantequilla escasea en Francia ante un auge de la demanda

El precio de la mantequilla subió en agosto un 60%. El precio de la mantequilla subió en agosto un 60%.
El precio de la mantequilla subió en agosto un 60%. AP/Bob Edme

La pastelería y la mantequilla francesa se han hecho tan populares en el extranjero que el aumento de la demanda ha provocado ...