TRADICIÓN. DELICIAS POPULARES.

Patitas, ¡pa’ qué te quiero!

De niña, siempre tuve el deseo oculto de que mi tía me propinara un ‘cafá’ por mal portada. Nunca me gané el trancazo, en cambio, aprendí a disfrutar las patitas de puerco que servía.

800297 800297
800297

Tres cosas recuerdo de la casa de la tía Marcela, que a los ojos de una niña de seis años, la tía podía parecer furiosa. De grande, aprendí que es sumamente dulce, pero de chiquita, los cafás de la "TiaMar" infundían terror. Pero evitaron que la pandilla de primitos y vecinos, que eran tremebundos, no tuviera hoy por lo menos a un miembro recluido en La Joyita.

Porque cuando la tía te encontraba con las manos en la masa, te "hacía un lagarto". Te hacía subirte la manga, y luego, con el nundillo del dedo medio, te sacaba un chichoncito que subía y bajaba por tu brazo.

Creo que secretamente siempre deseé lucir uno, pero la tía no los repartía entre las sobrinas. Lo que sí compartía eran los mangos de su patio, del tamaño de un melón. Nunca he vuelto a ver o probar otro así, grandote, que te comías con cuchara. Y si tenías mucha suerte, en temporada de mangos, podía darse la dupleta perfecta: llegar un día en que Hilaria, tan legendaria (y longeva) como el palo de mango, ofreciera sus garbanzos con patitas.

Por supuesto que fue un rapprochement gradual. Primero probé los garbanzos; luego otro día me aventuré con los chorizos y finalmente me sumergí de cabeza en el deleite cartilaginoso de las patitas de cerdo.

Puede ser que mi inmersión no haya trascendido a las otras exquisiteces de la tienda del casquero, pero para mí, con este basta y sobra. Para aquellos de mis queridos lectores que a) sean de mi generación, en que aquello de "casquero" ni siquiera llegue a ser eufemismo o b) por sus augustos hábitos o bolsillos no necesiten estar familiarizados con el término, el casquero es el tipo que vende vísceras u otras partes de la res u otro mamífero considerado habitualmente de mesa por la sociedad normal.

Habiéndose aclarado el concepto, diré que aunque mis necesidades carnales habitualmente no se vean saciadas por estas partes poco mencionables de los inquilinos de granja, le agradezco la introducción a la TiaMar.

Vea Absoluta casquería

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Provincias Siguen labores para sofocar fuego en cárcel de David provocado por reos que se oponen a traslado

Reos de la cárcel de David son trasladados al nuevo penal Reos de la cárcel de David son trasladados al nuevo penal Vídeo
Reos de la cárcel de David son trasladados al nuevo penal

Un grupo reducido de internos de la cárcel pública de David se niega a abandonar las viejas instalaciones y este viernes 20 de ...