UNA ABSURDA DIVISIÓN. EN UN PUEBLO DE HERMANOS.

De Santa Ana y sus líderes

El general José Domingo Espinar, quien aparece en la primera fotografía, tuvo una existencia tan variada y accidentada que es imposible resumirla en pocas palabras. Vamos a tratar de dedicarle en un futuro una página de “Raíces”. Se le considera, entre otros de sus atributos como el primer caudillo nacido en el barrio de Santa Ana, el que hoy nos ocupa. Su vida transcurrió entre 1791 y 1865 fue médico, militar, político y revolucionario. Mientras que Buenaventura Correoso comenzó sus luchas a favor del arrabal santanero desde su llegada al Cabildo que allí se había organizado y que se oponía al exclusivo poder de los “de adentro”. Esa lucha la comenzó desde 1860. Iba a la cabeza de las múltiples manifestaciones populares. Fue presidente del Estado. Presentó batallas contra el Ejército colombiano en las calles de esta capital. Su vida transcurrió entre 1831 y 1911. También figurará en otras de las páginas de “Raíces”. Vamos a mencionar, sin presentar su fotografía, a Mateo Iturralde (1821-1895), quien también fue médico y abogado, coronel del ejército colombiano y político. De él es famosa su frase pronunciada en el Congreso Colombiano durante un debate en que se oponía a que por cierto acuerdo se fuese a desprender más territorio patrio. “¡Yo no vendo a mi patria!” fueron sus palabras, las que por cierto se les deberían enseñar a todos nuestros niños para no olvidar como hoy tanto sucede. Además habría que esculpirlas en un lugar donde todos las pudiesen leer. Por último, les presentamos la fotografía de José Sacrovir Mendoza no muy agraciado físicamente hablando, pero sí de gran estatura moral, lo cual vale más que lo anterior, en realidad no fue lo que se llama un líder, pero sí desde su publicación conocida como “El Lápiz” luchó por esta su patria, lo que hizo que un generalote colombiano de la época ordenara la destrucción de su imprenta y sus valiosas pertenencias. Vivió desde 1877 hasta 1936. De él también pronto y en el futuro escribiremos más. El general José Domingo Espinar, quien aparece en la primera fotografía, tuvo una existencia tan variada y accidentada que es imposible resumirla en pocas palabras. Vamos a tratar de dedicarle en un futuro una página de “Raíces”. Se le considera, entre otros de sus atributos como el primer caudillo nacido en el barrio de Santa Ana, el que hoy nos ocupa. Su vida transcurrió entre 1791 y 1865 fue médico, militar, político y revolucionario. Mientras que Buenaventura Correoso comenzó sus luchas a favor del arrabal santanero desde su llegada al Cabildo que allí se había organizado y que se oponía al exclusivo poder de los “de adentro”. Esa lucha la comenzó desde 1860. Iba a la cabeza de las múltiples manifestaciones populares. Fue presidente del Estado. Presentó batallas contra el Ejército colombiano en las calles de esta capital. Su vida transcurrió entre 1831 y 1911. También figurará en otras de las páginas de “Raíces”. Vamos a mencionar, sin presentar su fotografía, a Mateo Iturralde (1821-1895), quien también fue médico y abogado, coronel del ejército colombiano y político. De él es famosa su frase pronunciada en el Congreso Colombiano durante un debate en que se oponía a que por cierto acuerdo se fuese a desprender más territorio patrio. “¡Yo no vendo a mi patria!” fueron sus palabras, las que por cierto se les deberían enseñar a todos nuestros niños para no olvidar como hoy tanto sucede. Además habría que esculpirlas en un lugar donde todos las pudiesen leer. Por último, les presentamos la fotografía de José Sacrovir Mendoza no muy agraciado físicamente hablando, pero sí de gran estatura moral, lo cual vale más que lo anterior, en realidad no fue lo que se llama un líder, pero sí desde su publicación conocida como “El Lápiz” luchó por esta su patria, lo que hizo que un generalote colombiano de la época ordenara la destrucción de su imprenta y sus valiosas pertenencias. Vivió desde 1877 hasta 1936. De él también pronto y en el futuro escribiremos más.

El general José Domingo Espinar, quien aparece en la primera fotografía, tuvo una existencia tan variada y accidentada que es imposible resumirla en pocas palabras. Vamos a tratar de dedicarle en un futuro una página de “Raíces”. Se le considera, entre otros de sus atributos como el primer caudillo nacido en el barrio de Santa Ana, el que hoy nos ocupa. Su vida transcurrió entre 1791 y 1865 fue médico, militar, político y revolucionario. Mientras que Buenaventura Correoso comenzó sus luchas a favor del arrabal santanero desde su llegada al Cabildo que allí se había organizado y que se oponía al exclusivo poder de los “de adentro”. Esa lucha la comenzó desde 1860. Iba a la cabeza de las múltiples manifestaciones populares. Fue presidente del Estado. Presentó batallas contra el Ejército colombiano en las calles de esta capital. Su vida transcurrió entre 1831 y 1911. También figurará en otras de las páginas de “Raíces”. Vamos a mencionar, sin presentar su fotografía, a Mateo Iturralde (1821-1895), quien también fue médico y abogado, coronel del ejército colombiano y político. De él es famosa su frase pronunciada en el Congreso Colombiano durante un debate en que se oponía a que por cierto acuerdo se fuese a desprender más territorio patrio. “¡Yo no vendo a mi patria!” fueron sus palabras, las que por cierto se les deberían enseñar a todos nuestros niños para no olvidar como hoy tanto sucede. Además habría que esculpirlas en un lugar donde todos las pudiesen leer. Por último, les presentamos la fotografía de José Sacrovir Mendoza no muy agraciado físicamente hablando, pero sí de gran estatura moral, lo cual vale más que lo anterior, en realidad no fue lo que se llama un líder, pero sí desde su publicación conocida como “El Lápiz” luchó por esta su patria, lo que hizo que un generalote colombiano de la época ordenara la destrucción de su imprenta y sus valiosas pertenencias. Vivió desde 1877 hasta 1936. De él también pronto y en el futuro escribiremos más.

20_Raices_02 20_Raices_02

20_Raices_02

Corría el siglo XVIII, 1763, para ser más exactos, cuando la destruida ciudad de Panamá, tuvo que ser ubicada en su nuevo lugar. Y como sus habitantes deberían ahora sí, de tratar de estar protegidos de los constantes ataques de los piratas y demás clases de aventureros, al gobierno español se le ocurrió construir una muralla que cumpliera esas funciones de protección.

Más la citada fortaleza ayudó a que se acentuara la división que por las diferentes características raciales, económicas y sociales se había ya establecido entre el elemento humano que vivía en lo que se conocía como "adentro" (el barrio de San Felipe) el de las clases acomodadas y las del "arrabal" de condiciones muy diferentes (la actual Santa Ana y algo más). Esto último hacía parte de lo que también se conocía como la Explanada o el Revellín.

Y comenzó a presentarse cierta fricción entre los dos conglomerados. Los unos muy llenos de buenos trabajos, fortunas, buenas posiciones, buenas conexiones comerciales y mucho más. Nos referimos al de San Felipe.

Por otro lado, y en sus inicios en el arrabal, o sea en Santa Ana, hubo hasta esclavos y el sitio en donde se compraban ocupó por cierto tiempo una de las esquinas de la popular plaza del barrio.

Acuérdense, estimados lectores que en la destruida ciudad, hoy conocida como Panamá La Vieja también existió un lugar en donde se desembarcaban los infelices seres que también se irían a vender. Se conoció como la Casa de los Portugueses.

Pronto comenzaron a surgir líderes santaneros, quienes como el general José Domingo Espinar fue acusado por allá por 1830 de excitar los sentimientos racistas del pueblo santanero, quienes en defensa de sus derechos marcharon en una ocasión, provistos de palos y armas blancas a humillar a la gente de adentro.

Juan Eligio Alzuru fue otro líder que al año siguiente del arriba mencionado también exaltó a las masas de estratos bajos contra los blancos.

Fue Buenaventura Correoso quizás el líder santanero que pudo alcanzar posiciones que lo colmaron de más importancia y celebridad. Eso sin contar sus celebradas actuaciones.

¿Y qué decir de Mateo Iturralde, Carlos A. Mendoza, Juan Mendoza y José Sacrovir Mendoza y de sus luchas patrióticas, sociales, raciales y políticas? Y es que es tanto lo que se puede decir del barrio de Santa Ana, de sus líderes, de su idiosincrasia, de los motivos de sus luchas, de los cargos que sus líderes ocuparon y de tantas cosas más, que temo no poder ni tan siquiera asumir el compromiso que significaría referirnos a ello.

Pero no podemos olvidar como los estudiantes de la FEP, las nuevas agrupaciones políticas tales como el Frente Patriótico de la Juventud y todos los partidos políticos de ciertas épocas eran en el famoso parque y al abrigo de su quiosco en donde se citaban para sus manifestaciones, hoy es doloroso el constatar que esas reuniones allí no se celebran más.

Demetrio Herrera Sevillano, Demetrio Korsi y otros poetas más nos dejaron sobre el barrio mencionado interesantes y sentidas poesías.

Textos: Harry Castro StanziolaFotografías: Ricardo López AriasComentarios: vivir+@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Sistema Penitenciario Identifican a los presos que causaron incendio en cárcel de David

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

INVESTIGACIÓN Recaban pruebas tras el incendio de la cárcel David

Comienzan a inspeccionar la cárcel tras el incendio. Comienzan a inspeccionar la cárcel tras el incendio.
Comienzan a inspeccionar la cárcel tras el incendio. Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Desde tempranas horas de este sábado 21 de octubre peritos del Ministerio Público y miembros del Cuerpo de Bomberos de David, ...

TRABAJOS Sala de urgencias de la policlínica Generoso Guardia estará cerrada desde este lunes

Policlínica Generoso Guardia. Policlínica Generoso Guardia.
Policlínica Generoso Guardia. Cortesía CSS.

Los servicios en la sala de urgencias de la policlínica Generoso Guardia de Santa Librada, distrito de San Miguelito, serán ...

AUDIENCIA Los Santos: juez decreta detención provisional para cinco colombianos por caso de droga

Las autoridades decomisaron mil 453 paquetes de marihuana la madrugada del miércoles 18 de octubre. Las autoridades decomisaron mil 453 paquetes de marihuana la madrugada del miércoles 18 de octubre.
Las autoridades decomisaron mil 453 paquetes de marihuana la madrugada del miércoles 18 de octubre. Especial para La Prensa/Alcibiades Cortés

El juez de garantías de la provincia de Los Santos, Bosco Monterrey, decretó la medida de detención provisional para cinco ...