Tradición centenaria bajo amenaza

La inestabilidad económica ha traído como consecuencia que las nuevas generaciones le pierdan el gusto al arte de confeccionar polleras.

Temas:

DEDICACIÓN. Las polleras se hacen, casi en su totalidad, a mano. La máquina de coser solo se utiliza para unir las piezas. LA PRENSA/Melissa Pinel DEDICACIÓN. Las polleras se hacen, casi en su totalidad, a mano. La máquina de coser solo se utiliza para unir las piezas. LA PRENSA/Melissa Pinel
DEDICACIÓN. Las polleras se hacen, casi en su totalidad, a mano. La máquina de coser solo se utiliza para unir las piezas. LA PRENSA/Melissa Pinel

Una pollera panameña es considerada un símbolo de lujo. Dependiendo de su complejidad, puede llegar a costar hasta 10 mil dólares.

Aunque el precio pueda parecer excesivo, la realidad es que las artesanas invierten hasta un año en la confección de cada pollera.

El trabajo, además, pocas veces lo realiza una sola persona; la mayoría del tiempo la confección de una pollera se realiza entre varias artesanas que se reparten la labor: una realiza el diseño, otra lo plasma sobre la tela, y varias cosen las distintas arandelas.

Parte de su lujo, explica Reina Vergara, a quien una tía le enseñó a coser cuando tenía 15 años, se debe a la exclusividad de sus diseños.

“Los diseños nunca pueden ser iguales; por eso se dice que son exclusivos”, explica Vergara, “incluso se les puede poner una demanda si hay un diseño igual”.

Pero, más allá de la elegancia que brinda portar una pollera, la realidad es que coser “no llena los bolsillos como un trabajo regular”, asegura Otelia González, que hace más de 20 años confecciona polleras. “En un trabajo se tiene asegurada la quincena y se tienen beneficios como el seguro, que nosotros no tenemos”.

Comenta que, sin bien es cierto que la pollera ha resurgido en los últimos años, por lo que admite estar agradecida, hay momentos en los que no hay trabajo. Esa inestabilidad económica es la que hace que las nuevas generaciones le estén perdiendo el gusto al arte de coser con dedicación.

Mucho tiene que ver con el poder de adquisición, aunque la mayoría de estas mujeres dediquen su vida a coser estas piezas de arte textil, pocas de ellas pueden presumir de ser dueñas de una pieza debido a los altos precios y el tiempo y dinero perdido que involucra dedicar un año a confeccionar una pollera.

“Esto lo hacemos por amor al arte”, termina diciendo Reina con una sonrisa tímida y amable.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Loteria nacional

18 Feb 2018

Primer premio

4 0 1 1

BDCD

Serie: 24 Folio: 12

2o premio

3804

3er premio

4986

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Por si te lo perdiste

ENTREVISTA CON EL REPRESENTANTE DE LA FAO PARA LATINOAMÉRICA Hambre y subsidios, realidad en Panamá

Julio Berdegué.
LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Provincias Encuentran otra bomba de la Segunda Guerra Mundial en Isla Iguana

Vista de la playa El Cirial de Isla Iguana.
Especial para La Prensa/Alcibiades Cortez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Argentina, Paraguay y Uruguay promoverán en Rusia el Mundial 2030

Argentina, Paraguay y Uruguay promoverán en Rusia el Mundial 2030 Argentina, Paraguay y Uruguay promoverán en Rusia el Mundial 2030 Vídeo
Argentina, Paraguay y Uruguay promoverán en Rusia el Mundial 2030 AFP

Dirigentes de Argentina, Uruguay y Paraguay acordaron el lunes en Montevideo promocionar la postulación conjunta del Mundial ...

Locales La justicia social vista por los panameños

Justicia social vista por los panameños Justicia social vista por los panameños
Justicia social vista por los panameños

El 26 de noviembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que el 20 de febrero de cada año se celebrará ...