SICOLOGÍA. EL CAMBIO SE LOGRA SIENDO REALISTAS.

Tranquilo, todo va bien

Los optimistas son una raza en extinción: sonrisa permamente y la incansable frase positiva, aunque el mundo se esté cayendo.

El término ’optimismo’ fue usado por primera vez como idea de que el mundo en el que vivimos es el mejor de los mundos posibles.

617039 617039
617039

Cortaron la luz, el gas se acabó, el carro no prendió y se llegó tarde al trabajo. Es difícil mantener una actitud positiva cuando la "nube negra" nos persigue. Lo peor es que hay personas que con más o peores problemas, siguen adelante y parecen no sentirse afectados, siempre están contentos y al final, todo les sale bien.

Pero alcanzar el éxito no siempre es la consecuencia lógica del optimismo. Por mucho esfuerzo, empeño y sacrificio que pongamos, algunas veces las cosas no resultan como deseamos. El optimismo es una actitud mental, permanente de "recomenzar", de volver al análisis y al estudio de las situaciones, para comprender mejor la naturaleza de las fallas, errores y contratiempos.

Según el Dr. Carlos Smith, subdirector del Instituto Nacional de Salud Mental, "la genética tiene un peso importante y muchas personas nacen con una tendencia hacia el positivismo, pero así como la inteligencia emocional se aprende, ser optimistas es algo que también puede ser cultivado, que es el caso de la gran mayoría de las personas".

Normalmente la frustración se produce por un fracaso, lo que supone un pesimismo posterior para actuar en situaciones similares. La realidad es que la mayoría de nuestros tropiezos, se dan por falta de cuidado y reflexión.

De todos modos, si existe tendencia a la depresión "no se le puede pedir a alguien que sea optimista porque su actividad de neurotransmisión cerebral no se lo va a permitir aunque quisiera". Hay que tratar a la persona "para reconstruir un mecanismo mental, que le permita generar optimismo y esperanza".

La principal diferencia que existe entre una actitud optimista y su contraparte -el pesimismo- radica en el enfoque con que se aprecian las cosas: empeñarse en descubrir inconvenientes y dificultades provoca apatía y desánimo. El optimismo, en cambio, supone hacer ese mismo esfuerzo para encontrar soluciones, ventajas y posibilidades.

Ser optimista no implica negar los problemas sino asumir su existencia y definir estrategias de acción para afrontar la realidad y transformarla.

Vea ¿Nacen o se hacen?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Loteria nacional

21 Ene 2018

Primer premio

2 1 1 8

AADA

Serie: 21 Folio: 9

2o premio

0484

3er premio

7571

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Por si te lo perdiste

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

LAVA JATO Y BLUE APPLE Abogados, el hilo que anuda dos escándalos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Recorriendo el tren a Colón

Recorriendo el tren a Colón Recorriendo el tren a Colón Vídeo
Recorriendo el tren a Colón

Detalles en: Un viaje nostálgico en el tren interoceánico

Videos Un vistazo al tren Panamá Colón

Un vistazo al tren Panamá Colón Un vistazo al tren Panamá Colón Vídeo
Un vistazo al tren Panamá Colón

Detalles en la nota: Un viaje nostálgico al tren interoceánico.

Cultura Un viaje nostálgico en el tren interoceánico

Tren Panamá-Colón Tren Panamá-Colón
Tren Panamá-Colón LA PRENSA/Alexander Arosemena

Son las 6:45 a.m. y en la estación del Panama Canal Railway Company en corozal se comienza a disfrutar de esos amaneceres de ...